jueves, 27 de junio de 2013

El infierno

Se dice que nadie ha visto el infierno. O sí, creo que a algunos santos se les permitió esta visión y quedaron aterrorizados. Pues no sé si a mí se me ha permitido "gozar" de esta experiencia, pero lo cierto es que lo he visto estoy viendo. Y no es como yo me lo imaginaba después de haber leído "La Divina Comedia" de Dante. O sí. Quizá sea el mismo, pero ... actualizado. No he visto a Cancerbero ni a ninguno de aquellos personajes que el autor nos describe en su obra, pero sí a otros.

Como a estas alturas de la entrada más de un@ se estará preguntando qué demonios (nunca mejor utilizado) le pasa a Paterfamilias, os lo contaré: el infierno no es un lugar, es un espacio de tiempo (sí, ya sé, habrá quien diga que el tiempo es intangible y que, en realidad no existe, pero os aseguro que no es así) que transcurre desde que acaba el curso escolar hasta que empiezan las actividades a las que cualquier padre y/o madre apunta a sus hijos mientras no llegan las vacaciones. En nuestro caso, los tres pequeños (Q., JP y S.) están apuntados a un Curso de Verano en el propio Colegio (en otros sitios lo llaman Campus, Esplai ...) y los tres mayores en la Escuela Oficial de Idiomas. Ma. matriculada en alemán, P. en francés y Mi. en inglés.

Bueno, pues ninguna de estas actividades empieza hasta la semana que viene. Mientras tanto, A. y yo trabajamos, por lo que os podéis hacer una idea del panorama que hay en casa ... y al que no se lo imagine, decirle que eso es lo más parecido al infierno.

Tienen encargos y, más o menos, los cumplen ... aunque a su manera. Ayer, por ejemplo, P. tenía el encargo de tender la ropa. Yo había puesto una lavadora y su encargo consistía en que una vez hubiera finalizado el lavado, la tendiera. No creo que exista ninguna dificultad en esta tarea, ¿no? Pues sí, o al menos para él. Cuando llegué a mediodía P. no estaba, comía fuera (esa es otra) y pregunté si había tendido la ropa. Me dijeron que sí. Me asomo a la terraza y veo que, efectivamente, la ropa está tendida, pero noto algo raro: los calcetines siguen sucios. Me acerco, toco la ropa y ... está seca, sospechosamente seca. Mis sospechas se agigantan y decido ir a ver la lavadora. Y allí estaba ella con sus lucecitas encendidas y con el cajetín lleno de jabón y suavizante. P. había tendido la ropa antes de que se lavara. Hoy repite encargo y, espero, que lo haga bien.

Ma. se encarga de la comida y suerte que lo hace ella, si no no sé si a estas alturas ya habríamos muerto de inanición.

Hoy toca algo de plancha. Ya sabéis, si veis a alguien por la calle diciendo que la arruga es bella, es uno de nosotros.

Quizá exagere un poco, pero no os podéis imaginar las ganas que tengo de que empiecen ya esas actividades y todo vuelva a la "normalidad". Tendrías que ver la facilidad que tienen para tumbarse en el sofá. Cuando llego a casa, no os creáis que disimulan, ¡qué va!, allí me los encuentro, en posición horizontal y más tranquilos que un pistacho sin raja.

Habrá quien diga que eso no es el infierno, que eso es, a lo sumo, el Purgatorio. Pero no, el Purgatorio lo he vivido la última semana con una guardia de detenidos muy densa, una clase que debía dar y algún plazo procesal que se me acababa, pero eso ya lo contaré otro día.


31 comentarios:

  1. Si son unos angelitos... La próxima vez especifica.:) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Angelitos? ¡caídos!, son unos angelitos caídos ;-)

      Eliminar
  2. jajajajajjajaaja Pater lo has clavao!! Ayer el padre de las criaturas apareció "por sorpresa" en casa cuando pasaban las 12 de la mañana y estaban toodass las persianas abajo y todos metidos en la cama. Juró en hebreo... veremos que pasa hoy ...

    ResponderEliminar
  3. Doy fe, palabra por palabra, y solo tengo dos. Durante está semana he llegado a decir cosas como "o las mato o me mato yo". Aborrecida estoy, porque como el tiempo no acompaña, no pueden bajar a la piscina, se aburren, riñen entre ellas, en el mejor de los casos no se pegan... Las guardias de asistencia al detenido son un oasis de paz en comparación, además, los detenidos llevan esposas ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja. Tienes toda la razón. Yo creía que la guardia era el Purgatorio, pero al lado de esto es ¡el Paraíso! Muy bueno lo de las esposas ;-)

      Eliminar
  4. Pater... de lo tuyo no te salva una caja de ikea, querido...

    ResponderEliminar
  5. Vaya Pater, pues imagínate la dimensión del castigo de los padres establecidos en los Estados Unidos, acá las vacaciones de verano duran casi 3 MESES.
    Me pregunto si mis pecados eran tan grandes...
    Saludos
    Ariana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ariana. Pues no creas, es como aquí. Las vacaciones van desde el 23 de junio hasta mediados de septiembre. Estas actividades de las que hablo son extrescolares.

      Muy bueno eso de que si tus pecados eran tan grandes ;-)

      Eliminar
  6. Tantos hijos y luego no saber que hacer con ellos ¡no haberlos tenido! o quejate menos y organizate mejor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido o querida (como eres anónimo no sé cómo dirigirme a ti), leyendo tu comentario veo que no has pillado el tono de broma de la entrada. No pasa nada, pero tampoco te enfades.

      Imagino que debes ser nuev@ en el blog (¡bienvenid@!) porque debes ser la única persona que no sabes que mi familia es mi mayor orgullo.

      Bueno, espero seguir leyéndote por aquí

      Eliminar
  7. La que me espera cuando crezcan mis angelitos...

    ResponderEliminar
  8. yo esperaba post de la verbena ... lo prometido es deuda RR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que comentamos que podía dedicar una entrada, pero no recuerdo haberlo prometido. Ahora, si tú lo dices ... ;-)

      Eliminar
  9. Es que el gintonic es malo para la memoria....

    ResponderEliminar
  10. Bueno, Páterfamilias, yo no lo veo ni Infierno ni Purgatorio, sino más bien el Cielo, me recuerda el que teníamos en mi casa de niño, con 5 hermanos. Si no se pegan por la playstation ni fuman se puede decir que tienes mucho ganado.

    Tronchante lo de la ropa sucia tendida. Seguro que ya nunca en su vida se vuelve a equivocar. Tronchante.

    Lo mejor del post, la frase "Mientras tanto, A. y yo trabajamos". Es la mejor frase.

    ResponderEliminar
  11. Teniendo en cuenta el tono del post, no me imagino el infierno así. Tus chicos son normales y eso siempre es un alivio, Pater. Dicen que crecer cansa. Haz la prueba y mide a los que se tumban en el sofá. No falla.

    Ánimo, que el lunes ya es 1 de julio. Un abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Sunsi

      El lunes es festivo aquí grrrrr

      Eliminar
  12. Jajajaja, pero es que no te acuerda de cuando tenías sus edades??? ainss Pater, te nos estas volviendo olvidadizo jejeje.
    consejo: diles que no se fíen en las etiquetas de la ropa al planchar, ayer quemé yo un vestido que se "podía" planchar y hoy luce un genial agujero en el que me caben los pies...
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, se nos olvidan "ciertas" cosas con una facilidad.

      Les daré el consejo cuando les vea coger la plancha, que de momento ...

      Eliminar
  13. Pater, tú como el Homer amarillo ese...
    te tumbas, cervecita frente a la tele y que espabilen!!!
    ;)
    algún día crecerán y tenderán la ropa lavada una vez lavada!!! ...jajaja, insólito y cómico.

    ResponderEliminar
  14. A ver Pater un poquito de seriedad.
    El encargo era, según tus propias palabras "Tender la ropa" ¿De acuerdo?
    En esta orden se da por supuesto que la ropa estará lavada, o lo que es lo mismo que alguien ha puesto la lavadora y le dice al niño "tiéndela"
    ¿Que la ropa estaba seca? Vale, las lavadoras modernas centrifugan que son un gusto.
    Un poquito de seriedad, que se te olvide poner la lavadora y luego quieras meterle el marrón al chaval, me parece fataaaaal :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. plas plas plas
      hoy estás sembrada!!
      pobre niño!

      Eliminar
    2. jajajajajaaja "ahí le has dao" Dolega jejejejee, si encima la culpa va a ser del pobre que lo único que hizo fue lo que le mandaron hacer, nadie le dijo "previa comprobación de que la ropa haya sido lavada" jijijiji, culpable Pater ;)

      Eliminar
    3. jajajajaja. Yo la puse y la programé, pero como el niño tenía prisa, ni esperó a que empezara.

      No, si al final será culpa mía ;-)

      Sí, va, vosotras animadla. ;-)

      Eliminar
  15. Jajajajaja lo de tender la ropa seca antes de que estè lavada me ha llegado al alma, muy grande!!!! Qué torrija mental!!!. Traqui pater que con esto tu mujer y tú estáis ganando el cielo.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias