jueves, 23 de enero de 2014

Teatro en casa

Hace unos días me llamó mi amigo P. para decirme que nos invitaba a A. y a mí a pasar un rato por su casa y así celebrar el 40 aniversario de su mujer. Me insistió en que no le regaláramos nada y que, en todo caso, trajéramos uno de esos pasteles tan buenos que hace A. También me advirtió que no era una fiesta sorpresa en el sentido al que todos estamos acostumbrados, si bien sí habría una sorpresa para ella (y para todos)

A pesar de que es aconsejable llegar a la hora indicada (o incluso antes) en este tipo de celebraciones, no lo conseguimos y llegamos a la peor hora que uno puede llegar, es decir, justo en el momento en el que la homenajeada está llegando también. P. no sabía a dónde mirar cuando nos vio aparecer en nuestro coche (al tratarse de una furgoneta de grandes dimensiones, es fácilmente reconocible), mientras que E. saludaba efusivamente (y con cara de sorpresa) a A.

Al poco de entrar en su casa, y mientras saludaba a algún amigo común, me sirvieron un gin-tonic, cosa que puede sorprender a alguno a las seis de la tarde, pero que siempre se agradece. Enseguida nos pidieron que pasáramos al salón que empezaba el teatro, que los actores ya estaban preparados desde hacía un rato. Y empezó la función.

Resulta que P., a través de un amigo suyo, había contratado a dos actores para que representaran una obra de teatro. Se trata de una compañía de teatro (no recuerdo su nombre) que se dedica a hacer teatro "en las casas". Sí, como suena. A ellos les gusta el contacto con el público y como podéis comprobar en la foto, tan es así, que actúan rodeados de la gente que se sienta donde puede dependiendo del tamaño de la sala.

No tengo ni idea del título de la representación, pero por lo que les pude oír a los actores en una posterior tertulia con alguno de los asistentes, se trataba de una obra de Ionesco (sí, aquél que cuando estudiábamos señalábamos como un representante del llamado "Teatro del absurdo" y cuya obra a citar era "La cantante calva"). Y, sí, absurda era. Sin embargo hay que reconocerles el mérito de su trabajo, que salvo un leve amago de sobreactuación en él en un momento muy concreto (como si yo fuera un experto en interpretación), fue excelente. Baste decir que duró 30' y en ningún momento les vi titubear en ninguno de sus diálogos.

El momento estelar se produjo cuando el actor abrió -por exigencias del guión- la puerta que daba al jardín y gritó "¡Gentuza!". Al momento se encendió una luz en la casa de los vecinos, mientras yo con la mirada buscaba al anfitrión para solidarizarme con él.

Reconozco que pasé esa media hora en tensión por cuanto me temía un arranque de los actores pidiendo que "voluntariamente" saliera alguien del público a hacer cualquier mamarrachada, mientras te cogen por el brazo y te colocan en medio de la sala. Gracias a Dios eran unos actores como la copa del pino y no unos payasos.


Después nos quedamos en el jardín comentando éste y otros temas. Destacó nuestro común amigo R. que, no sé si animado por la copa o qué, soltó algún que otro titular de un asunto de rabiosa actualidad judicial que llevan en el despacho donde trabaja.

La frase del día la soltó P., que apareció en el porche con otro gin-tonic en la mano mientras sentenciaba "Me encanta el horario europeo; las 9 de la noche y todos cocidos"

21 comentarios:

  1. Jajajajajaja!
    Ay, Pater, me parto contigo y con tu amigo P.

    Que vivan los gin tonics a las 6 de la tarde, sí señor!

    (No sabes las ganas que tengo de terminar la lactancia materna para cocerme yo también un poquito, jajajaja)

    Lo del teatro en casa me ha parecido una idea excelente y muy original... jope, ya está todo inventado, eh?

    Me lo apunto para dar una sorpresa a alguien. Y te comento que debes ser de los pocos que sabe quien es Ionesco...

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, fue muy graciosa esa frase y eso de un gin-tonic a las 6 de la tarde, era la primera vez que lo probaba.

      Lo bueno de estos actores es que, según nos dijeron, ellos actúan y cobran lo que las gente les quiera dar. En este caso, sin embrago, mi amigo P. había pactado un precio con ellos.

      Eliminar
  2. Lo del teatro a domicilio no lo había oído nunca, una idea curiosa...
    Me parto con las ventajas del horario europeo, jajajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco, la verdad.

      Es una buena idea ese horario ;-)

      Eliminar
  3. Si es que en algunas cosas los europeos tienen más razón que un santo, en casa y a empezar temprano con las copas, así da mas tiempo jejeje

    ResponderEliminar
  4. Pues claro, pa qué cocerse a las tantas pudiendo cocerse antes y tener además más horas para luego descocerse? Lo del teatro también me parece una buena idea.
    Pater, te superas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja. Sí, como digo, una nueva experiencia.

      Eliminar
  5. ¡Gentuza! jajajajajajajaja buenisimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja. Ya nos esperábamos una visita del vecino pidiendo explicaciones.

      Eliminar
  6. Genial tu amigo, genial la forma de homenajear a su mujer. Hay gente estupenda por el mundo. Y lo del teatro en casa..... buena idea, aunque pensé que serían sus hijos en plan familia Von Trapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Original fue, eso sí.

      La familia Von Trapp dice ... jajajajajaja

      Eliminar
  7. A mí me daría cierto yuyu eso de tener los actores tan cerca, me pasaría lo que a ti, que estaría todo el rato pensando que me van a preguntar algo o me van a pedir colaboración. No sé si me convence...
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en eso estaba yo todo el rato. Entenderás entonces mi tensión permanente

      Eliminar
  8. Me parece buenísima la forma de celebrar el cumpleaños, con una obra de teatro en casa... Me parece que aquí, en provincias, de eso no tenemos, una pena...
    Lo que sí tenemos son gin-tonics, pero estando embarazada de 6 meses creo que todavía me queda mucho para poder "cocerme", como a MadreYMas ¡Eso sí, me apunto a lo del horario europeo!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy buena idea.

      Enhorabuena por tu embarazo y mucho ánimo que ya no queda tanto ;-)

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. El horario europeo es perfecto :P
    Lo del teatro en casa, no lo había visto pero aquí en Madrid se hace un tipo de teatro qeues similar. dura 30' y se hace en una estancia de una casa, que sirve de "teatro" y asisten los expectadores que caben en dicha estancia. Recuerdo que vimos una obra de un autor nóvel, que se desarrollaba en la cocina y fue bastante impactante. A mí me gustó.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, sí que lo es!

      Pues muy parecido, ¿no?

      Eliminar
  11. Qué fantástica exposición de la velada, estoy de acuerdo en que fue una de las celebraciones más originles a la que he asistido.

    Felicidades a P. por la idea. La compañía se llama " teatro d'apartammento" o algo así, escrito como en italiano, y hace pocos días salió un peque reportage por la tele comentando que se está poniendo de moda y de cómo les gusta adaptar-se al espacio y la proximidad con el público.

    Los niños, no se perdieron palabra, ni se pusieron nerviosos, es el mejor síntoma de que la obra fue amena y no fue larga.
    Gracias por el blog y gracias P. por enviar el link

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado.

      Gracias por recordarme el nombre y ... ¡felicidades otra vez! ;-)

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias