martes, 12 de marzo de 2013

Cónclave

A estas alturas creo que todo el mundo sabe que el Papa Benedicto XVI renunció a su cargo y hoy se inicia el cónclave que debe elegir a su sucesor y regir, desde la cátedra de San Pedro, esa nave que es la Iglesia.

Independientemente de la causa que ha originado el cónclave (hasta ahora, cualquiera de mis lectores solo recordará como causa para su celebración el fallecimiento del anterior Papa), lo que está claro es que es un tema que interesa a todo el mundo. ¿Por qué? Pues no lo sé, la verdad. Aparentemente solo debería interesar a los católicos porque -por decirlo de una manera poco ortodoxa, pero clara- se elige a su próximo "jefe". Sin embargo, no es así. Parece que hay unos 5.000 periodistas acreditados y la prensa mundial (sí, sí, mundial) está muy pendiente del evento.

El primer pensamiento que me viene a la cabeza viendo esta reacción mundial (lo mismo o mayor aún fue esa reacción tras la muerte de Juan Pablo II) es si realmente -tal y como dicen algunas voces en nuestro país- debe relegarse la religión al ámbito de la intimidad. Me suena más a intento de acabar con ella que no de otra cosa.

Si ahondamos un poco más en ese interés despertado por este acontecimiento, descubriremos -asombrados algunos, impertérritos otros- que los que más hablan y escriben sobre el tema son los (en teoría) "contrarios" a la religión católica. Muchos de los que se dicen ateos o agnósticos son los primeros en opinar acerca de cómo debería ser el nuevo Papa. Que si debe ser "moderno", que debe "conectar con los jóvenes", que debe ser "progresista", que ... No sé a vosotros, pero a mí, la verdad, me choca. Parece como si en lugar de encomendarse al Espíritu Santo, lo que deberían hacer los Cardenales es preguntar a estos "expertos opinadores". Curiosamente, muchos de éstos son los que dicen que la Iglesia Católica está llamada a desaparecer, que cada vez hay menos católicos en el mundo, que la juventud ha desconectado de la Iglesia, que ésta no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos (¿debe renunciar a sus principios?), que ... Es más, muchos de éstos criticaron a Juan Pablo II por no renunciar a pesar de su escasa salud y ahora critican a Benedicto XVI por no seguir adelante.

Pero es que no solo la prensa (audiovisual o escrita) es la que considera esta noticia de interés mundial, sino que las redes sociales llevan días echando humo por este tema. Claro, que aquí también te encuentras de todo. Y también burlas. No quisiera parecer un intolerante, pero existen ciertas burlas que ... que no son de recibo. Por supuesto que respeto las opiniones contrarias y las críticas (hechas desde el respeto), pero las burlas ... eso ya me cuesta más aceptarlas. Es cierto que algunas serán de buena fe sin mala fe, pero hay que pensar un poco en los demás, en la cantidad de gente que puede sentirse ofendida con esas palabras, vídeos, etc. No es que sea un tema tabú, pero, como en la mayoría de los ámbitos de la vida, existen líneas que no deberían traspasarse. Y no voy a poner el ejemplo de que esos mismos que se burlan de la Iglesia, no se atreven con el islamismo (ea, ya lo he dicho), sino que me gustaría ver cómo reaccionarían si algún desalmado se burlara de su madre.

Bueno, aquí estamos, a la expectativa del resultado del cónclave y pidiendo para que sea lo mejor para la Iglesia

25 comentarios:

  1. Todo es folklore, Páterfamilias, en realidad no les interesa nada, pero es más morboso y excitante informar de una fila de cardenales vestidos de rojo desfilando frente a la guardia suiza que hablar de la inflación en el sector textil de Cataluña.

    A ver si el nuevo es tan bueno como los últimos, seguro que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que ésa sea su intencionalidad.

      La segunda parte de tu comentario no la contesto porque a estas horas ya tenemos nuevo Papa y sería jugar con ventaja ;-)

      Eliminar
  2. Como siempre (¡uy!, se me ha escapado) llevas razón Páter. Aquí todo el mundo se cree con derecho a opinar cuando a ellos, en teoría, les trae al fresco. Incoherencia, incoherencia y más incoherencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No!, no se te ha escapado, es lo que piensas ;-)

      Es eso, incoherencia

      Eliminar
  3. Con frecuencia se informa desde la superficialidad e incluso desde la mala baba y la tendenciosidad, pero es inevitable. Pocos comprenden eso de que "mi Reino no es de este mundo ...".

    Un saludo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guau!, lo has clavao. Mi Reino no es de este mundo. Muy buena, Modestino

      Eliminar
  4. Tienes toda la razón. No se dan cuenta (o no les importa) de que para nosotros meterse con la Iglesia es como burlarse de nuestra familia. Y, como bien dices, si el Papa no es nada suyo no sé cómo se sienten con autoridad para opinar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quiero pensar que realmente no se dan cuenta. Y cuando digo "quiero pensar" lo digo con toda la intención.

      Eliminar
  5. Más razón que un Santo, Pater. Si no se consideran parte de la Iglesia ¿con qué derecho opinan sobre quién o cómo dirige la Iglesia Católica? Por no hablar de las burlas, mofas y demás que no, no son de buena fe, están hechas con toda la maldad de la que son capaces para ofender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Covadonga, yo sí creo que pueden opinar, ahora bien, dar consejos o decir cómo debería actuar, pues como que no. Y lo de las burlas me supera

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo. Los que más abogan por una esfera privada para la religión, son los que más opinan sobre el tema.
    Sobre las burlas, lo he dicho mil veces. No hay lo que hay que tener para burlarse de TODOS. Pero ya se sabe que la cobardía, muchas veces se disfraza de crítica partidista.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Cada día te veo más acertada (cosa que ya era complicada) en tus comentarios. Gracias

      Eliminar
  7. Yo soy ateo, procuro no meterme con la iglesia, pero hay algo en lo que discrepo.

    Evidentemente incluso a los ateos nos interesa quién será el nuevo Papa, como me interesa quién será el presidente de los EEUU cuando son elecciones y no soy ciudadano estadounidense, lo queramos o no hay ciertos cargos en política, religión y demás que acaban influyendo de una u otra forma en las vidas de todos, y opinar pues lo mismo, lo mismo que opino de las políticas de Obama o Putin creo que tengo derecho a opinar sobre los actos de la cúpula de la ICAR y sus decisiones.

    A mí me da igual el perfil del nuevo Papa, que sea de tal o cual continente, tampoco creo mucho en los perfiles, Benedicto XVI tenía un perfil de tipo duro e inflexible y en mi modesa opinión lo ha sido, pero con su propia iglesia, ha sido el Papa que más ha luchado por limpiar lo que haya de limpiable, esa misma sensación personal me dice que no ha sido un Papa reaccionario ni mucho menos y que ha tenido un ¿mandato? ¿se llama así? mucho mejor del que se preveía.

    Acabo la parrafada diciendo eso, que me da igual el perfil, que como ateo me da lo mismo a quién eligan, sólo pediría que se limitara a decir cómo deben vivir sus feligreses, cuanto más haga eso menos nos importará al resto quién sea y lo que haga.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dessjuest. En primer lugar querría agradecer tu comentario por respetuoso y poco beligerante.

      Estoy de acuerdo (me parece que ya lo he dicho un poco más arriba) en que todo el mundo es muy libre de opinar (buen ejemplo el de la política americana), pero otra cosa es decir qué es lo que debe hacer el Papa cuando uno se define como ateo o agnóstico. Así que esta misma idea podría aplicársele al Papa cuando no se "limita a decir cómo deben vivir sus feligreses", ¿no?

      De hecho, siguiendo con tu razonamiento, deberíamos "sancionar" a cualquier mandatario político cada vez que habla de algún tema que excede sus fronteras.

      PS En un primer momento no sabía qué querías decir con ICAR ;-)

      Bienvenido a tu casa

      Eliminar
  8. Me gusta mucho el tono de tu post, pater. Creo que hay cosas sobre las que se opina muy a la ligera, y sólo con el ánimo de ofender.

    Me atrevo a sugerir el post que ha escrito Asun Balonga sobre este tema http://asunbalonga.blogspot.com.es/2013/03/el-peso-de-la-purpura.html

    Dicho esto creo que La Iglesia y los católicos deberíamos aprender a a difundir mejor nuestra Fe. Porque al final se tiene o no se tiene Fe. Y aplicar mucho más lo que predicamos, empezando por mi misma que soy un desastre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, todavía no he podido pasarme por el blog de Asun para leer esa entrada. A ver cuándo lo hago.

      Todos somos un desastre. Y, eso, a ver si tenemos más fe (ya sabes, como un granito de mostaza)

      Eliminar
  9. Dessjuest. Por supuesto que el Papa se limita a decir cómo deben vivir los católicos. Si los demás se dan por aludidos es su problema.

    ResponderEliminar
  10. Debe de costar mucho entender lo que se está fraguando estos días si no es con los ojos de la fe, Pater. Y ya se sabe que la fe la da Dios... gratis. La mayoría de comentarios, conjeturas, quinielas... surgen de una visión solamente humana. Pero la falta de respeto es otro asunto...

    ResponderEliminar
  11. Habemus Papam
    Que Dios le ilumine!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría!

      Eso, eso, ahora nos toca ayudarle

      Eliminar
  12. Efectivamente. Pero te falta decir que esos que se burlan, no se les ocurre burlarse de los islamistas. Y para mí, eso dice mucho de la tolerancia de los católicos (y de la paciencia :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja "y de la paciencia", dice. Más paciencia que Job ;-)

      Eliminar
  13. Llego tarde! Y con Papa!

    Estoy de acuerdo con lo que comentas, Pater, y también con el tono general de la entrada y las críticas que surgen desde sectores anticatólicos.

    Yo, como católica reguleras, te diré que todo el boato que veo me resulta incómodo y artificial, y que entiendo que con esos fastos seamos blanco fácil de críticas.

    Parece que Francisco I va rompiendo algunos esquemas... y eso, me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué morro!, llegas cuando ya hay Papa ;-)

      jajajajajaja, ya te imagino rellenando determinados formularios "Religión: Católica reguleras" jajajaja

      Yo, en cambio, creo que somos objeto de burlas, por el mensaje a transmitir, no por lo que tú llamas "boato" De hecho ya estábamos advertidos "seréis perseguidos por mi causa"

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias