viernes, 18 de octubre de 2013

Lo que da de sí Twitter

Esta mañana me he pegado un buen tute yendo al Colegio de Abogados, Hacienda, cogiendo el tren (FGC) para ir a Barcelona a ver a un cliente, pasarme por una Notaría y, aprovechando mi estancia en la ciudad condal, pasarme por el despacho de un amigo para saludarle y hacerle una consulta profesional de un asunto que ha caído en mis manos. Al acabar, he vuelto a coger el tren (esta vez la Renfe  y más adelante explico el porqué de estos matices) y antes de la invasión de un nutridísimo grupo de adolescentes he optado por volverme a pasear -ya lo había hecho en el trayecto de ida- por Twitter, que también lo tengo bastante olvidado.

En el viaje hacia Barcelona, me encuentro con que @C_Jimenez10, que no es otra que Carmen J pide que no llueva en Madrid porque no ha podido ver la previsión del tiempo (se le ha roto la wifi) y lleva una chaqueta de ante. Lejos de hacer escarnio acerca de su esnobismo por aquello de no haber podido ver la previsión del tiempo porque se le ha estropeado la wifi, así como de hacer la broma de si la chaqueta era de "ante" de la guerra, agudizo mi ingenio y me decanto por preguntarle si tal chaqueta era de color marrón, recuperando así uno de los míticos temas de discusión entre una mente masculina y otra femenina (observad que he omitido, no solo como recurso gramatical, la palabra mente en la segunda parte de la frase). ¿La respuesta? Me dice que no, que es caramelo. Aun imaginando que eso debe ser un color y en un alarde de perspicacia el que se forma al calentar azúcar, decido continuar con el enfrentamiento y le pregunto que qué caramelo es "¿Menta, limón, fresa ...?" Me ha contestado con un "Eres infinitoooo", que, la verdad, viniendo de ella, ya no sé si es una demostración de admiración por mi ingenio o un "¡Qué pesado eres!". Bueno, lo cierto es que me lo imagino.

En el viaje de vuelta, ocupo mi asiento en un vagón casi desierto y con un fresquito muy agradable cuando, en la primera estación que para el tren, suben 100.000 adolescentes con sus mochilas (¿qué llevarán en ellas porque dudo que sean libros?) y sus móviles entre las manos. Acababa yo de publicar un tuit diciendo que estaba rendido por el palizón mañanero (relatado en el primer párrafo de la entrada) cuando aparece el bueno de @carlosabadiaj y me dice que soy un "Flojo". ¿Quién es este tío?, pensaréis algunos. Pues es un tipo la mar de simpático y con un blog muy interesante (no es de actualizarlo a menudo, pero bueno): opiniones furtivas. Al parecer, él se encontraba en una situación similar a la mía ... mentira, el único parecido es que él también viajaba con Renfe, pero en su caso en el AVE (ande vas a parar, comparar el AVE con un Rodalies de m...) cuando ha tuiteado algo muy gracioso acerca de las conversaciones a su alrededor. He aprovechado para -en un burdo intento de imitarle- tuitear la "conversación" de la Jeny, la adolescente sentada frente a mí. Unos tuits después le he recordado que no olvido (rencorosillo que es uno) los 3 puntos que su Barça robó al Sevilla hace ya unas semanas y, en una demostración admirable de su magnanimidad, me dice que si fuera por él, me los regalaba. ¡Qué majo!

Suerte que al final ha intervenido @mchdezdiez para poner un poco de cordura en todo esto. Me ha dicho (no es lista ni ná) que, además de divertirme, seguro que me daba para una entrada. Para el que no lo sepa, @mchdezdiez es Covadonga.

A pesar de que la calidad no es buena, ahí van alguno de los documentos acreditativos de lo que explico:





20 comentarios:

  1. Uf, qué vicio tenéis.:) Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajaja sí que da juego sí. Yo aporto poco al mundo tuiteriano pero sí leo y me río.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de los que aporto poco y me río mucho

      Eliminar
  3. He visto el de Carmen esta mañana y he estado apunto de entrar al trapo, pero tenía que hacer :)
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Me habría encantado que hubieras entrado. Esa tienda .....

      Eliminar
  4. Realmente podría haber mirado la previsión en la ipad, porque ahí tengo tarjeta. Pero por las mañanas escucho la radio y me manejo con una itouch, que es más pequeña y manejable. Y a ciertas horas yo no estoy para acordarme de muchas cosas, bastante tengo con pensar qué me pongo. Esto te lo digo para que veas que el esnobismo es muy superior al que tú te puedas imaginar, querido.

    En cuanto a ese color marrón del que hablas, color que por otra parte soy perfectamente capaz de imaginar aunque ni se me pase por esa misma imaginación usar, estoy empezando a pensar que es uno de tus colores de cabecera, o sea, un color que te gusta, que usas a menudo y que, al paso que vas, terminará por convertirse en tu seña de identidad. Y me parece bien, oye. Tú tranquilo, que el día que me compre algo de color marrón, yo te aviso.

    Ya sigo a tus otros tuiteros, compañeros de entrada.

    Eres infinito.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, es superior al que imaginaba
    Jajajaja, no sufras por mi. Puedo tener algo marrón, pero ni es mi color de cabecera ni mi seña de identidad. Eso sí, marrones tengo muchos
    Gracias por lo de infinito, aunque los infinitos dormimos (¿qué es eso de leer blogs a las 3 y pico de la madrugada?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es que tenía cosillas que hacer...

      Eliminar
    2. Ah, claro que los espías trajináis de noche. Ya no me acordaba

      Eliminar
  6. Jo, y yo que de twitter no tengo ni idea???? A ver si alguno hacéis una entrada dando los tips para usarlo de forma fácil e intuitiva!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo domino tanto. Imagino que es abrir una cuenta y empezar a tuitear

      Eliminar
  7. A mí también me dáis envidia. Mira que lo intento, pero es que no le pillo el punto. Infinito, que eres un infinito. Jajaja

    ResponderEliminar
  8. Perdón por la tardanza en contestar, no sé porqué pero mi móvil se niega a dejarme contestar blogs :(, pero como verás tras hacer las cosas propias de un sábado por la mañana (la compra para el finde, aclaro por si las moscas) y antes de ponerme con comidas enciendo el portátil sólo para contestarte, que conste.
    Si es que según leí tus tuits sabía yo que tú de ahí sacabas una entrada o dos si me apuras jajajajajaa
    Y si hablamos de colores... tenemos para más jajajajajaa

    ResponderEliminar
  9. Por lo menos tenéis un servicio de trenes de cercanía para tuitear en los viajes. Por aqui nos conformamos con UNA linea de metro, UNA linea de tranvia y los autobuses de TUSSAM. Será por eso que yo no tengo el tuiter ese. Y encima el móvil escacharrao, La de cosas que me pierdo.
    Un @saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, no nos podemos quejar. Pero eso no es excusa para no tener twitter

      Eliminar
  10. No puedo opinar, este mundo no es mi mundo. Demasiado moderno para mí. Sorry.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es demasiado para ti. Además con lo que te gusta a ti la brevedad, sería ideal para tuitear

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias