viernes, 15 de noviembre de 2013

Llevar o no gafas

Una intrascendente conversación que mantuvimos ayer varios conocidos fue la que me dio pie para escribir esta (intrascendente) entrada. Estábamos allí unos cuantos cuando uno de ellos comentó que "suerte que me he traído las gafas" y así podría leer un texto con un tamaño de letra realmente pequeño (y más teniendo en cuenta de que no era un contrato de suministro). A partir de aquí -ya os podéis imaginar- la conversación giró en torno a la vista y se pudieron escuchar las siguientes perlas: "¿Las tuyas son progresivas?", "¿Qué tienes?", "Astigmatismo y miopía", etc.

Bueno, entre los asistentes (todos por encima de los 40 y alguno de los 50) había un auténtico campeón (el de la miopía y el astigmatismo). Como fui yo el que le hizo la pregunta y por su respuesta me pareció que había tocado un tema delicado, intenté arreglarlo con otra pregunta de esas que no se piensan nada y, una vez formuladas, te das cuenta de que ha sido peor el remedio que la enfermedad:

Yo: Bueeeeno, pero tú has llevado gafas desde siempre, ¿no? (como si eso fuera un atenuante)

A-M (Astigmatismo y Miopía): ¡No, qué va!, empecé a llevar gafas a los 24 años

Yo: Ahhh

Y aunque ya no me atreví a preguntar nada más, él siguió con su explicación

A-M: Sí, y ahora tengo una prótesis en el ojo

Reconozco que al oír eso mi sorpresa fue mayúscula (como las únicas letras que imagino es capaz de leer)

Yo: ¿Una prótesis?

A-M: Sí, es de silicona y está para evitar que haya un desprendimiento de retina, aunque seguramente provocará que más adelante tenga cataratas.

La cosa se animó y los demás (curiosamente todos con gafas) explicaron sus cuitas ópticas.

Se hizo un silencio y varios de los allí presentes me miraron (jajajaja, "me miraron") como interesándose por mi vista. Entonces les conté que yo había llevado gafas porque ... os cuento:

Tendría yo unos 15 ó 16 años. Recuerdo perfectamente estar sentado en la mesa de la cocina de casa de mis padres. Desde ahí podía ver el calentador del agua y, no sé por qué, me quedé mirándolo tapándome primero un ojo y después el otro. De repente, y con cierto susto, descubro que con uno de ellos (el derecho concretamente) veo mucho peor. Me alarmo y vuelvo a mirar con los 2 ojos y me tranquilizo porque veo bien. Se me ocurrió comentárselo a mi madre y me llevó al oculista y ... lo típico. Me siento en un taburete y empieza a ponerme imágenes con letras cada vez más pequeñas. Yo, que siempre me había considerado un lince (por mi vista), descubrí con horror que cuando me tapaban el ojo izquierdo había letras que no era capaz ni siquiera de intuir.

Al acabar, el médico pronunció esa palabra: astigmatismo. "Y, ¿qué es eso?", pregunté. Él me contestó: "Para que lo entiendas. ¿Verdad que el ojo es redondo?" Asentí con la cabeza y concluyó con un "Pues tú tienes una patata" Otro mito destrozado. Siempre, las amistades (femeninas) de mis padres y las familiares (tías o gente mayor) y alguna que otra niña me habían dicho que tenía unos ojos preciosos y este tío, en unos segundos, me destrozó diciéndome que uno de ellos era una patata. Azul, pero una patata. Después me dijo que debía llevar gafas y que, con ellas, no se solucionaría, sino que se estabilizaría, que no iría a más.

Como el astigmatismo solo me afectaba un ojo le pregunté al oculista que cómo serían las gafas (listo que es uno) y me contestó que uno de los cristales sería graduado y el otro no. Es entonces cuando me asaltó la duda de si llevar monóculo. Me parecía muy interesante llevar un cristal redondo atado a una cadena en un bolsillo del pantalón, ponérmelo para leer cualquier cosa y, sobre todo, mostrar mi sorpresa ante cualquier cosa abriendo más ese ojo lo que provocaría que cayera el cristal, pero al estar atado por una cadena no llegaría hasta el suelo y quedaría colgando con movimientos pendulares. Evidentemente, descarté la idea.

Así que estuve llevando gafas durante unos años (unos 12 aprox.) hasta que me cansé (no la vista, sino yo) y decidí volver a ser el de siempre. Eso sí, esa época en la que llevé gafas ha servido para que mis hijos se rían más de mí cuando ven alguna foto en la que aparezco con ellas.


23 comentarios:

  1. Lo del monóculo hubiera dado muchísimo juego en la facultad, que lo sepas. :P
    Eso de las preguntas que te arrepientes según terminas de hacerlas...Ufff, Yo soy experta tengo una tendencia natural a ser bocachancla y luego me daría con la cabeza contra las paredes. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. Yo aún recuerdo el día en que saliendo del oculista, bajaba las escaleras tan contenta porque me habían puesto gafas, mientras mi madre me decía: " tú eres tonta, hija mía". Tenía 7 años. Evidentemente, ahora le doy toooooda la razón a mi madre.
    Un beso, gafotas, jiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajaja, "tú eres tonta, hija mía" Buenísimo

      Eliminar
  3. Pues yo soy miope desde los 9 meses. En serio. Nueve meses.
    No me preguntes cómo se dieron cuenta mis padres porque es un misterio, la cosa es que a los 11 meses encontraron un oculista que me pusiera las gafas y el parche, porque yo era miope de un solo ojo.
    Desde entonces llevo gafas, aunque desde hace 14 años uso lentillas.

    Te las recomiendo mucho, este verano se las pusimnos a mi hermana que también tiene astigmatismo y le van fenómeno. Ahora son una maravilla.
    BEsotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues me has dejado con la duda. ¿Cómo se dieron cuenta?

      Eliminar
    2. Te respondo yo que acabo de darme cuenta de lo mismo con mi hija de 10 meses. Me di cuenta porque metía mucho más un ojo que otro, así que un día me dio por probar a taparle un ojo y luego otro y al taparle uno de ellos me apartaba la mano, se enfadaba... La llevamos al oculista y ¡bingo! Salimos de allí directos a la óptica y desde el día uno la tenemos con parche y gafas, y de ese ojo de las de culo de botella. Tenemos también que hacerle pruebas de retina porque esa miopía tan alta en bebés puede esconder otros problemas. De momento gafas y parche y para largo que va la cosa, según el oculista.

      Eliminar
  4. Deberías llevar las gafas porque si no miras con un sólo ojo y se cansa. Yo tengo de todo, astigmatismo, miopía en un ojo e hipermetropía en el otro, pero sólo llevo gafas desde los cuarenta años. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Llevo gafas desde los 9 años, con miopía. Durante épocas he tenido astigmatismo, pero debe ser uno especial...porque viene y va. Hace ya varias gafas que no me ponen el astigmatismo ¡a ver si no vuelve!

    Lo reconozco porque por la tarde me empezaba a doler terriblemente la cabeza. El oftalmólogo me dijo que porque a esa hora, el ojo ya estaba cansado de hacer tanto esfuerzo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un astigmatismo que viene y va! No lo había oído en mi vida ;-)

      Eliminar
  6. Pues a grandes rasgos, yo no tengo el 100% de visión en el ojo derecho, y tengo un complejo de cegarruta (en comparación con lo que ven los demás) impresionante.
    Mi hija tiene miopía, y ella se ve ahora mismo más segura con las gafas, pero a mí me da pena, porque le afea mucho los ojos tan preciosos que tiene. A ver si la consigo para que use las lentillas.
    Por cierto, a ver si me dices la dirección del Club ese que váis a fundar Dolega y tú para dejar de ser tan bocazas, que necesito unirme con urgencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible que tu hija se afee!!!!

      Ese Club tendría muchos miembros, me temo

      Eliminar
  7. Yo soy miope tardano y hasta después de hacer la mili -22 años- no me puse gafas. Soy incapaz ni de plantearme llevar lentillas y me ha costado un montón acostumbrarme a las progresivas.
    Ya he entrado en la edad de la vista cansada y ando todo el día poniéndome y quitándome las gafas ... casi es un tic, me temo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero eso de quitárselas y ponérselas queda muy bien, ¿no?

      Eliminar
  8. jejeje, estoy seguro lo de las risas por las fotos, pero puedo prometer y prometo, que se reirían más si fuese monóculo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. No se si astigmatismo, pero tu ojo inyectado en sangre clama por un colirio para la conjuntivitis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Inyectado en sangre? Y yo que creía que la foto había quedado bien ... ;-)

      Eliminar
  10. Lo del monóculo, un puntazo en la uni seguro. Yo creo que tengo el nivel experta en ¡Dios mío no podía yo haber tenido la boca cerrada!. Y de las gafas, pues qué quieres que te diga? llevo gafas para leer,tele, cine, ordenata,....desde los 12 años, aunque hay días que no me las quito en todo el día. LaMediana tiene miopía y un ojo vago, con gafas desde los 3 años, actualmente lentillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otra para el Club! Pues aquí todo el mundo lleva gafas o lentillas, ¿no?

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias