lunes, 25 de noviembre de 2013

Se han cargado la Navidad

Sí, lo sé, tengo el blog un poco descuidado y, de verdad, me duele. Pero lo primero es lo primero, así que el blog deberá esperar un poco.



Han pasado muchas cosas desde la última entrada hace ya ... buf, ¡una semana!. Para empezar, ayer mismo el Sevilla volvió a golear al colista en un derbi. Si el resultado del año pasado fue de 5-1, este año ha sido de 4-0 (9 golitos en 2 partidos no está nada mal). Eso sí, he visto cierta mejoría en el otro equipo de la ciudad: el año pasado el primer gol del Sevilla llegó a los 14" de partido, este año no ha llegado hasta el minuto 2. Se ve que su técnico ha trabajado este aspecto en los días previos al choque. Bueno, tampoco hay que darle más importancia a un partido más, que solo significan 3 puntos y que el Sevilla debe olvidarse de localismos y elevar sus miras. Además, el partido estuvo igualado ... ¡hasta el minuto 2!

Cambiando de tema, y entrando en uno más interesante, os dejo el siguiente vídeo y, si habéis aguantado hasta el final, lo comentamos un poco:

(siento no haber sido capaz de encontrar una versión más corta)


¿Ya está? Vale. Mucho se ha hablado de este vídeo en las diferentes redes sociales y, al parecer, muchas parodias se han hecho del mismo. 

Reconozco que hasta este fin de semana no había tenido la oportunidad de verlo y ... ¿qué queréis que os diga?, que efectivamente se han quedado cortas las críticas y las parodias. Sin entrar a valorar muchas de las cosas que ya se han escrito al respecto, o sobre si era mejor el calvo de la lotería, me quedo con algunas de las cosas que me han llamado la atención:

1) Nunca había visto a un pueblo esperando en la plaza mayor a que llegara el último con su velita para cantar una canción. Deduzco que el que llega tarde, efectivamente llega muy tarde porque ha dado tiempo a que todos se coloquen bien en su sitio, se encienda el árbol y l@s cantantes estén preparad@s.

2) Hay tres adolescentes en primera fila que tras cantar el bueno de Bustamante suspiran como si el que lo hubiera hecho fuera el mismísimo Justin Bieber (no seré quien lo defienda, eh).

3) Aparece Raphael y ... que si no canta el Tamborilero, como que no, que no es Navidad. Atención a la escena que aparece justo después de que Raphael perpetre su estrofa. Aparecen dos jóvenes descojonándose de la que imagino es su madre por suspirar ante los gorgoritos de Raphael. ¡Qué falta de respeto! (hacia su madre, no al que "canta")

4) Justo después de esto irrumpe en escena (antes irrumpía de una manera y ahora lo hace de otra) Montserrat Caballé, grande entre las grandes. Sin embargo, ese gesto ... humm, no sé a vosotr@s, pero a mí me ha dado miedo, mucho miedo (quizá ha tenido una visión sobre los que nos espera el próximo año)

5) No entiendo mucho de esto, pero echo de menos la sensación de frío en el anuncio. Está muy bien que un ventilador mueva la melena de Marta Sánchez, pero, no sé, un poquito de vaho saliendo de la boca de alguno de los cantantes o del público, le habría dado más credibilidad. Quizá la salud de Montserrat Caballé no lo habría aguantado, pero hay otras alternativas como rodar al aire libre en plena sierra madrileña o Pirineo catalán (o aragonés) con Montserrat metida en una urna de cristal para que no se constipe.

6) Por si el bochorno no ha invadido al espectador durante el visionado del anuncio, el guionista se ceba poniendo a Raphael a cambiar una bombilla mientras tintinea la melodía de los niños de San Ildefonso (nunca Idelfonso, que hay quien así lo dice) al cantar cualquiera de sus números y sus premios.

¿Y a vosotr@s qué os ha parecido?

23 comentarios:

  1. ...a mi no me ha disgustado tanto Pater, creo que Montserrat C cantaba algo de "saludar al que vendrá.." y ven vez de saludar a Dios Nacido, se dedica a saludar a la año que vendrá ...

    Cómo cuesta llamar a las cosas por su nombre.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  2. A mi me da vergüenza ajena cada vez que lo veo. De principio a fin es ridículo y absurdo... Y eso que la primera vez que lo vi, no había oído nada del tema, osea que no es que esté condicionada (que podría ser). El calvo debe estar muerto de risa viendo la que han liado/perpetrado sin él.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Yo me pregunto cuánto dinero se han gastado en tantos cantantes, dinero que sale de nuestros bolsillos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, imagínate lo malo que es, es lo que menos me preocupa.

      Eliminar
  4. Pues que quieres que te diga, Pater que tienes toda la razón en el título de tu entrada. que se han cargado la navidad hasta reducirla a lo que todo el mundo dice odiar de estas fiestas.
    Un engendro que al final nadie sabe qué demonios celebra.
    Lo dije en Halloween, cientos de perosnas por mi pueblo gritando a pleno pulmón lo de truco ó trato y te aseguro que nadie por la calle el més que viene cantando villancicos y pidiendo el anigaldo....
    Unas ristras de luces haciendo la forma de un árbol, ni siquiera un arbol de verdad. Ni rastro del Niño Jesus que es lo que se celebraaaaaa que parece que no nos enteramos.
    Encima no son ni siquiera originales.
    Este anuncio es calcadito al concierto de las velas de Pedraza, un pueblo en Segovia al que vamos todos los años porque es una preciosidad:
    http://www.youtube.com/watch?v=KdFHY0zC18k

    Y a mí la Caballé también me ha dado mucho miedo.
    Besazo

    ResponderEliminar
  5. Uff, a mí me da tanta pereza que ni me voy a molestar en criticarlo.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo Pater, que quieres que te diga, que el anuncio está hecho por el enemigo, eso sí previo pago, que seguro que además ha costado un dineral.
    No hay árbol de Navidad de verdad, de esos decorados por niños llenos de bolas de colores y juguetes y con sus luces. Ya ni hablamos de que no hay ningún atisbo de que celebrar la Navidad es celebrar el Nacimiento del Niño Jesús, ni un Belén con sus pastores y sus ovejas, nada.
    Y luego los caretos de la Caballé son de película de terror y la imagen final de Rafael/JimCarrey en La máscara,vamos para salir dando gritos del susto.
    Reivindico para el anuncio de la Lotería la vuelta del calvo por Navidad!!!!
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Horroroso y como siempre, al final no sabremos ni qué celebramos en Navidad

      Eliminar
  7. No hace falta que les salga vaho por la boca, ni que rueden en la Sierra de Madrid. El visionado ya es suficientemente escalofriante.

    ResponderEliminar
  8. Me uno a la opinión de Carmen, jajaja, es escalofriante.
    Ya lo dije en el blog de Alter, los dientes de Raphael y los ojos de la Caballé, me dan muuuuucho miedo. La diva parece que va de tripis hasta el culo con esos ojos y el otro está momificado.
    Y como dicen por ahí arriba, de Navidad nada, ni un Belén, ni un Niño Jesús, ná de ná. Un despropósito de principio a fin.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto, esos dientes...

      Como bien dices, un despropósito

      Eliminar
  9. Que nos guste o no el anuncio es cuestión de gustos.. A mí no me ha gustado nada, me parece ridículo. Pero como dice Susana, la de pasta (que no hay) se habrán gastado para contratar famosos cantantes, cuando un buen equipo de profesionales podría haber hecho una maravilla a cambio de sueldos dignos y punto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que se han gastado una pasta, eso también.

      Eliminar
  10. No he visto el vídeo, tendré que echarle un vistazo. La Navidad la mantendremos viva, tranquilo ... aunque se haya puesto de moda que en las redes sociales la gente diga que la odia ... no dicen lo mismo de Halloween ... pobres¡¡¡
    Llega una señora a la cola del mercado y pregunta ¿quien es el último?, y le dicen: "El Betis!" ...;);)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo aconsejo.

      jajajajajajaja, ya lo había oído. Gracias

      Eliminar
  11. Pienso que pretendían emocionarnos como los antiguos anuncios de "El Almendro" vuelve a casa por Navidad. Y no lo han conseguido, sí que han conseguido, en cambio, que añoremos ese anuncio.
    En todo caso, siempre he considerado que para mi la Navidad empieza el día en que en algún canal de televisión dan la película "¡Qué bello es vivir!" de James Stewart y Donna Reed. Ahí empieza la Navidad.

    Filius Prodigus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!, han conseguido que lo añoremos.

      Vueeelveeeeeee a casa vue-el-ve por Navidaaaaad

      Eliminar
  12. Yo la primera vez que vi el anuncio me quedé con una sensación extraña entre el miedo y la vergüenza ajena, porque anda que no habrá mejores formas de anunciar el Gordo.
    Entre la cara de Monserrat y el gestito con melodía siniestra de Raphael al final del anuncio, a mí lo primero que me vino a la mente es que antes de irme a la cama tendría que mirar debajo de la cama jajaja.

    Pero lo peor de todo es que después te pones a pensar en todo el dinero que se habrán gastado con los cantantes de turno y toda la parafernalia, y ciertamente, una se indigna, porque no están las cosas para tirar la casa por la ventana. Y de hacerlo, al menos debería haberse hecho bien, imagínate al Calvo cantando "vuelve a casa vuelve" eso si sería navideño jajaja.

    Un besote.

    ResponderEliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias