jueves, 12 de diciembre de 2013

Top Chef

A. y yo nos hemos aficionado a una serie de TV. Yo me he aficionado a un a serie de TV. Yo me había aficionado a una serie de TV, pero cada vez menos porque tengo la sensación de que la están alargando innecesariamente (o no). La serie en sí es "El tiempo entre costuras", basada, como sabéis, en el libro del mismo título escrito por María Dueñas y que, por supuesto, no he leído.

Como suele acabar muy tarde -recordad que es Antena 3 la cadena que la emite, aunque cualquiera ya hace lo mismo- por culpa de la cantidad de anuncios que ponen. Es más, he llegado a pensar que Antena 3 es una cadena de anuncios y que, de vez en cuando, entre anuncio y anuncio, a veces ponen una película, otras una serie, un noticiario ... Decía que como suele acabar muy tarde, nos la bajamos, la grabamos en el disco duro y la vemos cuando nos viene bien, no cuando decida esta cadena de televisión.

Ayer fue el día dedicado a ver el episodio 8 (A. casi consigue acabarlo, pero cuando me giré por enésima vez, me la encontré frita en el sofá)

Aclaración: Frita = dormida. No sea que alguien piense que hubo un cortocircuito en el árbol de Navidad y ...

Y, al acabar y apagar el disco duro, salió Antena 3 (antes de empezar a ver la serie, habíamos visto -casi nunca lo hacemos- las Noticias de este canal) con el programa ya empezado "Top Chef". No sé por qué, pero me quedé allí viendo ese programa. Quizá sea el tal Chicote, con esa pinta de mecánico o de lo que sea menos de chef, que ejerza un irresistible magnetismo sobre mí o quizás aquellos recuerdos del (único) programa que vi de Masterchef, o quizás ... ¡Lo que sea!, el caso es que me quedé.

Allí había 4 concursantes: un maño muy ... no sé, un madrileño muy competitivo, una valenciana y el más joven, un tipo ¿de Burgos?, no lo recuerdo. En el momento en que "entré" en el programa, debían hacer 2 parejas y cocinar un postre con una serie de características (5 capas y no sé qué más). Chicote tomó la palabra y anunció a los componentes del jurado, los encargados de evaluar ese postre. "Y hoy nos acompañan -gritaba Chicote mientras los presentaba- ...:

- Frederic Bau (no había oído hablar de él en mi vida, cosa por otro lado normal), experto mundial en no sé qué.

- Paco Torreblanca (otro del que desconocía de su existencia), campeón de España de no sé qué (de postres, supongo) ¿Hay un campeonato de postres?

- Y ... Jordi Roca (¡hombre, viene el de los lavabos!, pensé), el encargado de los postres del Celler de Can Roca, el mejor restaurante del mundo (no os lo puedo confirmar porque no he comido allí)

Deben ser auténticas personalidades en el tema (o los concursantes están algo más que adiestrados) a tenor de las caras y comentarios de los 4 concursantes.

Ahora -proseguía Chicote- cada uno de ellos preparará un postre ...

Y llega el francés y hace algo a lo que le llama "Estalacticas y estalagmitas" mientras rellena de crema de limón unos tubos de ensayo de laboratorio, pone un "techo" de masa de no sé qué y unos trozos de chocolate. La gente aplaude a rabiar y Chicote pone cara de alucinado (perdón, de más alucinado).

Después, el bueno de Torreblanca, hace su postre, al que llama "Fondo marino" y que no es otra cosa que un homenaje a nuestros paisajes, dice. Allí había bizcocho, chocolate y no sé qué más cosas. Chicote no cabe en sí (bueno, en sentido literal, parece que tampoco) de gozo.

Cuando yo ya creía que la tomadura de pelo se había acabado, aparece Jordi Roca y dice que preparará "Viaje a La Habana". Para ello enciende un puro (no al estilo tradicional, no sea que los talibanes lo tachen de incitar al consumo de tabaco) con unos tubos de plástico y "vierte" su humo en un recipiente en el que se prepara una crema. Esta crema se introduce en un cilindro (supongo que era un barquillo) bañado en chocolate y con carbón "de Reyes" (sic) rallado hace la ceniza del puro. Después se acompaña de un mojito y ... ¡ya está, Viaje a La Habana! Chicote está extasiado mientras se le oye mascullar "es un genio". Yo, lejos de asombrarme, sigo pensando que todo aquello no puede ser real. En ese momento dudé sobre si seguir o apagar la tele. Seguí.

Me quedé a ver cómo preparaban ese postre y cómo los miembros del jurado elegían el ganador. Al final, una tanda de anuncios sin anunciar (huy, ni a propósito), hizo que decidiera irme a dormir. Total, que al final me acosté tan tarde como si hubiera visto el episodio de "El tiempo entre costuras" en esa cadena de televisión.

Por cierto, antes de todo eso, cuando vimos parte de las Noticias de Antena 3, pude comprobar -no sin cierto estupor- cómo los presentadores hacen de anunciantes. El tipo de los Deportes anunciaba un anti-caspa y el del Tiempo no sé qué. ¿Eso es siempre así?

22 comentarios:

  1. Lo de la cocina se ha convertido en un recochineo. Nunca mejor dicho. Yo ya no veo nada en antena tres en directo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creía que era el único que no "entendía" eso

      Eliminar
  2. Tengo un buen amigo muy metido en el mundillo de la alta restauración que siempre dice que estos nuevos tipo Adriá y Cia son los más listos del lugar. Han inventado el caviar de zanahoria, o sea hacer bolitas de zanahoria y venderlas a precio de caviar . :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es buena la comparación. Muy gráfica, sí señora

      Eliminar
  3. Ves? Por eso no veo casi nada la TV, y menos este tipo de programas.
    Lo de los cocineros tan reputados me parece una tomadura de pelo, la verdad.
    Jamás pagaría los precios que exigen en sus súper restaurantes para comer un humo de algo... me parece de coña.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Ay, que yo también lo vi. Y siempre que lo veo (también me pasaba con el otro concurso de cocina), me dan ganas de salir corriendo a escribir un post, pero acaban tan tarde...

    Pensé lo mismo con los postres. Sobre todo lo del puro, me pareció de broma. ¿No está prohibido fumar por los fumadores pasivos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, pensé lo mismo de los fumadores pasivos ;-)

      Eliminar
  5. Jejeje, yo no tuve la mala idea de verlo. Pero cuando he visto algo de esto, la verdad es que parece una tomadura de pelo. No te digo yo que haya que buscar la cantidad antes que la calidad, pero las chorradas de nombres que se inventan para esos mini-platos, no tiene nombre. O si, perdón, que acabo de decir que se los inventan.
    Lo de los anuncios de Antena 3, desde luego si que es imperdonable. Hoy me lo trago, porque es Tu cara me suena y me gusta, pero creo que nada más. No me leí el libro de la dichosa serie, y la tenemos grabada, pero sin ver.
    Con lo de las noticias me has dejado un poco alucinada. Pregunta indiscreta, ¿qué cadena ves de noticias? Lo de los anunciantes es verdad, pero no solo en las noticias, sino en cualquier programa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He llegado a pensar que Antena · es un canal temático (de publicidad) y entre anuncios y anuncios, de vez en cuando, ponen una película, una serie o un noticiario.

      No tengo un noticiario fijo. Dependiendo del día veo TV3, TVE o Cuatro (para ver las barbaridades que dicen). No soporto ni T5 ni La Sexta.

      Eliminar
  6. si, todo es como lo describes. Para no criticar sin conocer, he aguantado un "capítulo" de Top Chef, otro de La Voz. Siguen siendo reality disfrazados de concursos, y no me gusta como tratan a las personas que en ellos participan (y mira que las ideas no son malas, pero no pueden evitar el amarillismo).

    Lo bueno de tener internet en casa, es que uno puede hacerse su programación particular, sin anuncios, y parando los ratitos que a uno le apetezca. Nosotros hace mucho que escogimos esta opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también es verdad. Una cosa es la tomadura de pelo de la cocina y otra muy distinta el trato a los concursantes. Como dices, es un reallity más.

      Eliminar
  7. Pues será que he estudiado cocina en una escuela de hostelería y que me he leido el libro, pero ambos programas, seriales, realitys o como quieras llamarlo me encantan.

    He de decir que El tiempo entre costuras es una serie bastante buena y que explica punto por punto el libro. Yo lo leí y me gustó a medias, pero la serie me está encantando.

    Top chef... es que Chicote me recuerda a mi profesor, por eso lo admiro tanto, es cierto que muchas cosas de la "alta cocina" o "alta pastelería" que es lo que vimos en el ultimo programa hay que saberlas interpretar. Lo que se está haciendo es convertir la cocina en un arte y como arte hay gente que no lo sabe, no quiere o no puede interpretar (estoy generalizando, yo por ejemplo no puedo interpretar un cuadro porque de pintura no tengo ni idea).

    Lo de los anuncios... pues en eso tengo que darte la razón. Pero es que sin publicidad no habría televisión así que no nos queda más remedio que aguantarnos o tirar de internet, que para eso está jejeje. Yo tengo la suerte de que aprovecho esas horas de noche para trabajar con la tele de fondo y me viene bien para dejar descansar a mi Futuro.

    Y ya después de este tocho te dejo jejeje.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debe ser eso, un problema de interpretación. Gracias por tu comentario, tenía ganas de conocer a alguien que opinara otra cosa.

      Sí, ya sé que sin publicidad no podrían vivir, pero se pasan.

      Eliminar
  8. No me he leido el libro, asi que prefiero no ver la serie aún. Hace ya tiempo que intento no seguirlas en la tele, por lo que dices de los anuncios, es insoportable.

    Me encanta la cocina, pero no puedo con los realitys y cómo tratan a la gente, así que tampoco...

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay que pasarse masivamente a internet. ;-)

      Eso.

      Eliminar
  9. Yo en su día me leí el libro que andaba rondado por el salón de mi casa, y es entretenido, pero para mi que están alargando la serie demasiado, no digo que esté mal hecha, para nada, que hay mucho y muy buen trabajo por detrás. Pero bueno, es mi opinión.

    Respecto al tema de la cocina, a mí eso de interpretar lo que me voy a comer y pagar un dineral por ello, no sé, pero no termina de convencerme. Para mí tiene mucho más valor un buen plato de pasta casera (cuando digo casera es hecha totalmente en casa, no solo cocinada), y no esas cosas que hacen como la "tortilla desestructurada". Y eso que también he visto el programilla en cuestión, y siempre se me termina quedando cara de poker jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¿Ves?!, yo, que no he leído el libro, tengo la misma sensación que tú, que están alargando mucho la serie.

      Eso sí que tiene mucho mérito.

      Hay que ver el monólogo de Leo Harlem dedicado a la cocina. Buenísimo.

      Eliminar
  10. Leí el libro cuando salió, vale bien, pero tampoco para tirar cohetes, no veo la serie porque tampoco el libro me entusiasmó tanto, así que sigo enganchada a Isabel. De los concursos de cocina no opino, porque no los veo tampoco :(
    Besinos

    ResponderEliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias