jueves, 21 de febrero de 2013

¡Qué estrés! (o cuatro)

Buf!!!, desde el sábado que no publico una entrada. Más de uno/a estaría ya pensando "Claro, Paterfamilias, nos dice que empieza una nueva etapa y que abre despacho y que ... ¡y lo que ha hecho es empezar la etapa de no escribir!" De verdad que no, pero es que ha sido (y está siendo) una locura, pero no de exceso de trabajo remunerado, sino que se me habían acumulado cosas del Turno de Oficio, otras son de esas que se siembra y (a lo mejor) algún día lo cobras, otra es porque me nombraron administrador concursal en un Concurso de acreedores y no os podéis imaginar qué es eso ... ¡y más cuando es el primero que llevas!

Además, el estar solo tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes que espero ir superando cuando la cosa vaya mejor:

- ¿Que hay que presentar un escrito en el Juzgado? Allá que me voy como un campeón. Aprovecho para mirar cómo están algunos asuntos y ... ¡se te va la mañana!

- "Voy a sacar una fotocopia" ¡Ahí va, si no tengo fotocopiadora!. Me voy al Colegio de Abogados y por el módico precio de 10 cts la hoja, me las puedo hacer. Sí, ya sé que vivo donde vivo, pero me parece un abuso, así que ya me estoy buscando una copistería o un locutorio donde hacerlas.

- Tengo que enviar unas cartas por correo postal a diferentes deudores y proveedores de la empresa concursada (aquellas en las que su abogada no me ha aportado -porque no tiene, según dice- la dirección de correo electrónico). Bueno, pues a Correos a enviarlas y a por los sellos. Fui a un estanco que hay al lado del despacho (¡cuánto hacía que no entraba en uno de estos establecimientos!) a por sellos y me dijo que solo tenía sellos de pocos céntimos, así que tendría que venderme unos 200 sellos para enviar 15 cartas. Lógicamente, tuve que irme a Correos.

El que a estas alturas de la entrada piense que soy idiota (seguro que tiene razón pero por otros motivos) por no enviar a la secretaria, le recordaré que no tengo secretaria.

- Ayer fui al Tribunal Eclesiástico a presentar un escrito de alegaciones. Coge el tren (no sabéis lo que pesa) y vete a Barcelona. Por cierto, al entrar, el personaje que está allí de ... de ... ¿administrativo? (de verdad, no sé muy bien qué hace), al verme, me obsequió con una gran sonrisa. Era tan grande esa sonrisa e imagino que tan poco frecuente, que me pareció oír cómo se resquebrajaba su piel a medida que las comisuras de los labios se acercaban a las orejas. Me extrañó mucho esa reacción (no el crujido, sino la sonrisa), pero como uno es educado, le correspondí con otra, eso sí, menos exagerada. Me cogió el escrito y sus copias con una amabilidad inusitada, incluso hubo un conato de inicio de conversación. Yo no salía de mi asombro, pero mantuve el tipo. En un momento dado me miró con más detenimiento y su sonrisa se congeló para posteriormente desaparecer de su rostro. Lo que desde un primer momento me imaginaba pero por prudencia evité comentar, se confirmó y, en lugar de disimular, soltó un "Uy, le he confundido ... cuando le he visto entrar, creí que era otra persona"

A punto estuve de contestarle con un "¿Se cree que no me he dado cuenta?" o cualquier otra impertinencia (y verdad como un templo), pero preferí no ponerme a su altura ... porque seguramente me habría tronchado (y no de risa, precisamente).

Bueno, pues eso, que ando estos días bastante liado y tengo descuidado el blog. Es más ahora mismo vuelvo a ponerme con el informe que debo presentar en breve en el Juzgado de lo Mercantil no sea que se me pase el plazo y ... 

Ah, para acabar, una tontería de S. No es que sea el único que hace gracias en casa, pero al ser el pequeño ... Estaba A. maquillándose en nuestro cuarto de baño cuando S. entró y se subió en la balanza. Al momento, dirigiéndose a A., le pregunta "¿Cuánto valgo?" No creo que fuera conocedor de aquella frase de "vale su peso en oro" 

16 comentarios:

  1. Buenísimo todo, el administrativo? que te confunde, el multitasking de vida que llevas, etc. y lo del niño me ha matado, de chiste!
    Besos y ánimo que puedes con ello!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los ánimos. ¡Triunfaremos! ;-)

      Eliminar
  2. Sí, ya verás como se puede con todo, y además con sonrisa incorporada!
    Lo de las fotocopias un robo! Si es que vuestro Colegio no puede estar en un lugar más céntrico y claro...
    Cada fotocopia tendría que valer según su peso, aunque no en oro :)

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un auténtico robo. No, ése Colegio en el que estás pensando no es el mío (yo soy de comarcas) ;-)

      Eliminar
  3. Ánimo, es toda una aventura. a triunfar!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hehehehe ¡qué tierno! :-))) ¡claro que vale mucho! éste es el del Barça, no? :-DDD

    Por cierto, en Reus, en el carrer Ample, junto a la Plaça de la Lllibertat llevo yo a veces fotocopias de la Parròquia y nos las cobran a 3 céntimos. Está bien ¿verdad? :-)

    ¿Despacho nuevo?... Mucha, mucha, mucha suerte... y esto lo digo con toda la sinceridad de mi corazón. Conozco a uno que también mira de tirar p'alante... y, lo cierto es que está muy difícil... pero no nos podemos desanimar...
    Además, el pobre, tiene a la mujer sin trabajo (yo, vamos)...
    En fin, que tot vagi molt bé :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el del Barça ;-)

      No está mal, me parece que iré allí a hacer las fotocopias.

      Gracias por los ánimos. Los necesitamos

      Eliminar
  5. Venga ya Páter, que eso no es ná para un superorganizador como tú. Como yo les digo a mis niños (y a mí misma), no mires todo lo que te queda por hacer; simplemente empieza haciendo una cosa, luego otra, luego otra...
    Y S. No sé si valdrá su peso en oro; yo creo que má bien vale el tuyo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sara M. Eso, empezaremos por una cosa, y luego otra, y otra y ...

      Eliminar
  6. Ay, pues sí que andas estresado sí. Me ha generado ansiedad sólo leerte, así que fíjate!

    S es una ricura.... qué mono!

    Oye, y una fotocopiadora de segunda (o tercera) mano?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que la fotocopiadora debo mirar otras cosas. Imagino que cambiando de sitio, ya me ahorraré una pasta. Seguro.

      Eliminar
  7. ¡¡Qué alegría, Pátefamilias!! Detrás de cada párrafo veo dibujado este símbolo: "€". En concreto, es prometedor lo del administrador concursal, tal como van las cosas te puedes hacer rico si te tocan varios.

    Tronchante lo de S.: se ve que es observador, os ha acompañado a la compra y ha captado la sutil relación entre peso y precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja, tú ves demasiadas cosas. Me conformo con bien poco.

      Vete a saber si lo de S. va por ahí ...

      Eliminar
  8. Vaya, yo pensaba que habías encontrado a único administrativo amable del mundo...:) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja ... pues no, no lo encontré ;-)

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias