miércoles, 13 de febrero de 2013

Si en casa se te cae un diente viene ...

Dejo ya de lado las entradas del mundo de la farándula (por una que escribí, farandulero me llamaron) y volvemos a las de la vida de familia.

Hace unos días a JP se le cayó un diente, una de esas dos "palas" delanteras. Y cuando se cae un diente, ya sabéis lo que pasa. ¡Pues no!, seguramente no lo sabéis. Toda la vida de Dios (ya me parezco a mi abuela) en todas las casas, cuando a un niño se le caía un diente, al irse a dormir lo dejaba debajo de la almohada para que viniera el Ratoncito Pérez y le dejara un regalito. Hasta aquí todo normal, ¿no? Pues bien, cuando me casé con A. (hace ya un montón de tiempo, pues corría el año 1995) yo desconocía una costumbre de su familia que trasladaría a la que desde ese momento pensábamos fundar. Esta costumbre es que en su casa no venía el Ratoncito Pérez, sino "els angelets" (los angelitos). Bueno, podía ser peor y venir ... no sé ... ¡l'avi del Barça!

Bueno, bueno, bueno, ¡cómo me estoy enrollando!.

Decía que a JP se le había caído un diente y, como suele ocurrir en mi casa, por la noche vinieron los angelitos y le dejaron un regalito (me consta que lo adquirieron en una de esas tiendas que abren muchas horas, que su nombre empieza por "Open" y acaba en "Cor", que costó muy caro y -lo peor- que al niño no le gustó). Se ve que esto a S. le impactó (nada del otro mundo, como puede impactar a un niño de 5 años el hecho de que a un hermano, por  caérsele un diente, los angelitos le traigan algo) y el otro día, mientras A. y yo veíamos una película por la noche, se acercó al salón y empezó la siguiente conversación:

A: ¿Qué haces aquí levantado, S.?

S: Es que ... es que ...

Ya sabéis cómo les cuesta empezar una frase cuando son conscientes de que algo está fuera de lo normal.

A: ¿Es que qué? ¿Y qué haces con esas tijeras en la mano? Tendrías que estar durmiendo...

S: Es que quiero que me cortes las uñas.

A: ¡¿Ahora?!

S: Si, es que quiero guardarlas debajo de la almohada para que los angelitos me traigan algo esta noche.

Sí, nos hizo mucha gracia, pero reconozco que miraba a A. de reojo por si se le ocurría insinuarme que me fuera a esta tienda a comprar alguna cosa para el niño que había tenido esa ocurrencia.

22 comentarios:

  1. ...cojoño Pater l'avi del Barça ¡qué susto!

    Me has recordado mis visitas al Open Cor,Aquel diente que se perdió pero ella le dejo una nota explicativa con todo tipo de detalles ... y lo de "cortarse las uñas" ...es de angelets!!!

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja ¿Tú te imaginas a un niño durmiendo con su media sonrisa porque ha dejado un diente debajo de la almohada y aparece ese tipo? Lo peor es si el niño se despierta y se encuentra con ese personaje.

      Sí, leí aquella entrada. Buenísima.

      Eliminar
  2. Ayyyyy, qué mono y tierno es S!!!!

    Para comérselo!!!

    Perdona mi ignorancia, pero qué es l'avi del Barca?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Una figura (personaje) que representa un abuelo aficionado a FCB ... un (*)culé de pro!!!


      Tiene esta pinta (clicar aquí)


      Asterisco: Culé ...aficionado al Barça, como merengue al Madrid ...etc...etc.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Sí, M&M, a veces S. tiene estas cosas.

      ¿Qué?, ¿cómo te has quedado con la visión de tan siniestro personaje?

      Gracias tomae por la aportación (y ya me explicarás cómo se enlaza en un comentario)

      Eliminar
  3. ¡Ay, si es que es muy duro ver cómo a los demás se les caen los dientes y a tí no! Cuando éramos pequeñas, una amiga dejó un papelito envuelto simulando un diente, y ¡no veas la regañina que le dió el Sr. Pérez (por escrito, claro! En mi casa los niños han dejado leche, queso, agua, y cartas, muuuuuchas cartas. El Sr. Pérez por su parte, ha dejado notas, ventanas abiertas, lazos colgando (los que había utilizado para bajar desde la ventana a la mesa). Bendita ignorancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué cosas! En casa es el primero de los niños (y es el último en el escalafón por edades) que hace algo parecido.

      Eliminar
  4. Por cierto, de precio una pasada, pero mirad qué cosa:
    http://www.baballa.com/2013/01/el-ratoncito-perez-vamos-ponerselo-facil.html

    P.S.: os agradecería que alguno me explicase cómo enlazar directamente :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga tomae, ya tardas en explicar esto de enlazar ;-)

      Eliminar
    2. Esta es la fórmula del enlaces… más o menos. (Ver nota)

      (a href= "@") *(/a)
      -donde he puesto @ pones el link, que quieres enlazar (blog, video de you tube, artículo de prensa...etc. etc.)
      -y donde pongo * pones la “palabra o frase ” que quieres que salga en el comentario para el enlace.

      Nota: en realidad no se usan los signos de los paréntesis, se hace con los menor y mayor , el de “ < ” en vez de “ ( “ y el de “ > “ en vez de “ )”

      No sé si se entiende, pero si buscáis en google :¿cómo hacer enlaces en los comentarios de blogguer? También podéis encontrar información…

      Saludos!

      PD. Para las negritas funciona con esta formula...
      (b) fórmula para las negritas (/b) pero se tiene que utilizar los signos de menor y mayor en vez de los paréntesis...

      Eliminar
    3. Tomae, dime que un alienígena ha usurpado tu cuerpo y ha escrito eso, porque no me he enterao de naíca ná :(

      Eliminar
  5. Els "angelets"... Debiste de pensar que los catalinos somos un poco peculiares:)
    Esto de los dientes tiene un problema; no está previsto a qué hora se caen. Open + Cor soluciona en un aprieto así.

    Menudo S. ¡Qué listo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En tu casa también venían los angelets? Y yo que creía que era una costumbre de la familia de A.

      Sí, te soluciona estos imprevistos, pero te destroza la cartera. Tenías que haber visto el muñeco ... ¡y el precio! (y encima no le gustó) :(

      A. suele tener escondido en un armario varios regalitos para estos "imprevistos" o invitaciones sorpresa a un cumpleaños, pero por lo visto se habían acabado

      Eliminar
    2. Hahaha en mi casa también venían "els angelets", hombre... nada de ratones, angelets directamente ;-))

      Eliminar
  6. Bendita ignorancia infantil!!! En mi casa venía el Ratoncito y Peque estaba "traumizada" porque a todos los de su clase se les caían los dientes y el Ratoncito les traía cosas y a ella no (peculiaridades de la niña que fué un pelín tardona para empezar con la caída dental) ingeniosa como ella sola decidió que si hacía un diente en plastilina igual también servía :)) No sirvió :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otra lista!, aquí el que no llora, no mama ;-)

      Eliminar
  7. Qué mono. Da gusto cuando todavía son tan inocentes. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es verdad. Lástima que no dura siempre ;-)

      Eliminar
  8. Jajajaja, genial la reacción de S. Se ve que tiene madera de empresario o de banquero.

    En mis tiempos el Ratón te traía una moneda, no recuerdo de cuánto. Claro, si ahora un niño se encuentra una moneda a cambio de su diente, aunque sea de 1 €, supongo que se la tirará a la cabeza al Ratón y a la Ratona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, de empresario o banquero, jajajajaja

      A mí también me traía una moneda ¡de 25 Ptas! Un pastón.

      Eliminar
  9. A mí y a los míos, el ratón, sin apellido, nos dejaba dinero; eso siempre gusta. El caso es que recuerdo a mi hermana pequeña preocupada, estaba rara hasta que dijo: le daba miedo-asco pensar que un ratón se metiera en su cama, y anduviera por sus sábanas-almohada-cara :D

    ResponderEliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias