martes, 30 de abril de 2013

Nos vamos de boda

El sábado estuvimos en una boda. Ya ves, ¡qué novedad! Pues sí, es una novedad porque es la primera vez que fuimos toda la familia. Se casaba una sobrina de A. (la hermana de éste) que además es la madrina (padrina se llama en Cataluña) de S.

Para evitar sustos de última hora, estuvimos probando ropa a los niños con suficiente antelación y conseguimos tener todo a punto el viernes. El sábado nos levantamos temprano (a las 8,30 h) teniendo en cuenta que la boda era a las 12,30. Amaneció lluvioso, gris (es absurdo poner este calificativo porque es lo que tienen los días lluviosos, lo sé) y frío. Después de ese anticipo del verano, ¡zas!, vuelta al invierno. Da lo mismo, la ropa ya estaba elegida y si alguno tiene frío que se ponga ... atención a la palabra ... ¡una rebequita! Madres del mundo, dejad de usar ese palabro ... por favor, es un ruego. Que me disperso. Decía que nos levantamos y desayunamos todos juntos. Como para todos nuestros hijos era una novedad eso de ir a una boda, el desayuno se convirtió en una batería de preguntas acerca de nuestra boda. Como A. se empezó a poner nerviosa, acabamos rápido la sobremesa y entramos en esa vorágine que representa que ocho personas se vistan de punta en blanco.

Encendí la plancha para repasar mi camisa y ... planché 4 camisas. También hubo cambios de última hora como prestarle una camisa a P. (pretendía ponerse unos gemelos en una camisa normal), mientras le explicaba la diferencia entre una camisa para gemelos y otra que no. Después de peinar a los pequeños con espuma (la raya debía durar algo más de lo normal y más teniendo en cuenta que JP y S. tendrían un papel en la ceremonia) y dar los últimos retoques me fui a buscar el coche, llevé a todos a la Catedral, fui a buscar a mis suegros y mi cuñado, testigo cualificado en la boda (vamos, era el cura que los casaba), también los llevé a la Catedral, volví a dejar la furgoneta en el garaje y me fui a la iglesia.

Cuando llegué, descubrí que A. y Ma. no estaban. Pregunto por ellas y me entero de que la cremallera del vestido de Ma. ha decidido romperse justo al llegar al templo. Suerte que aún quedaba tiempo y que A. es una mujer de recursos, así que se fue a una mercería con ella y allí le cosió esa maldita cremallera.

La ceremonia fue preciosa. Las familias (numerosas ambas) de los novios llenamos la Catedral y la entrada de la novia en el templo del brazo de su padre ganó en belleza con JP y S. precediéndolos portando las alianzas. El sacerdote -un hermano de A. y padrino de la novia- se superó en su sermón que versó sobre el amor, pero sobre todo sobre el Amor.

...

(Seguirá)

PS Lo siento, me tengo que ir.

Ah, he buscado en internet "foto de niños guapos llevando los anillos en una boda" y ha aparecido la que ilustra el post

24 comentarios:

  1. jajajajaja Pater ya decía yo que Agripina tan guapa como A. !!! (con permiso)

    ¿no serás tú el de la frente? :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ese último párrafo me ha matado, yo soy muy pringada y ahora ya dudo si sois vosotros..., voy a apostar porque sí lo sois, y bien guapetones además!!.
    Qué bien suena esa boda, me gustan las celebraciones mas q a un tonto un lápiz. El sàbado pasado hicieron la comunión mis hijos (ya lo conté en el blog) y disfruté muchísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy lista eres tú ;-)

      Todavía no he podido leer esa entrada de la Primera Comunión. En cuanto tenga un hueco, allá voy

      Eliminar
  3. Aqui Ingenierocome... Pues vaya boda, seguro que superó en belleza incluso la de la foto que has encontrado en la red

    ResponderEliminar
  4. Ohhhh, me encantan las celebraciones familiares. Enhorabuena a los novios, u sigue contando, que me gusta saber todos estos intríngulis.

    P.S.: estoy pensando que, casi mejor, este post que nos lo cuente A. Pídele al menos consejo, que seguro que ella es más detallista ; )

    ResponderEliminar
  5. Preciosa la novia... Siempre sonriente (porque no cuela que esta foto sea cualquier foto elegida al azar, Pater...) Me alegro de que sigas y expliques más cosas. Ceremonia tan sonada que el eco llegó hasta Tarraco;-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cuela? ;-)

      Claro que llegó hasta Tarragona, allí tuvisteis a la novia un tiempo, no?

      Eliminar
  6. Quillo Pater, acertaste de pleno con la foto. Tela de elegantes los niños, casi eclipsan a la novia. He dicho casi, ¿vale?.
    Un saludo y a por la segunda parte. (con fotos)

    ResponderEliminar
  7. No estoy de acuerdo (en lo único que puedo no estar de acuerdo en el post) y es que hay días de lluvia que no son grises, sino que son muy luminosos. En verano, por ejemplo, y en América, mira por dónde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que no caer en que podrías leer la entrada. Muy acertado tu comentario. ;-)

      Eliminar
  8. Que bonito, y que guapos los niños :-P

    Ya nos contarás la segunda parte, que seguro que pasasteis un día estupendo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Parece que no cuela eso de que has buscado la foto en google, eh?, sobre todo porque has contado lo de la raya de los dos chicos guapos que acompañan a la novia... espero la segunda parte.
    Es la primera vez que leo tu blog, y me ha alegrado la mañana.
    Oles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cuela? ;-)

      Me alegro que te haya alegrado. Bienvenida a tu casa

      Eliminar
  10. Mmmm, me gustaba más la primera foto que elegiste "al azar" para ilustrar el blog... aunque el señor que aparecía descuadraba un poco con el resto de la familia... jajajajajaja!

    Esos niños son PRECIOSOS!

    ResponderEliminar
  11. Me como a tus niños!!!! repeinados, guapísimos, miniPaters!

    ResponderEliminar
  12. Si me descuido, llego a comentar para el primer aniversario de boda... :P
    Esperando la segunda parte. Queremos detalles, no te estás ganando el puesto de reportero de eventos, te lo advierto.
    Menos mal que por lo menos te tomaste el trabajo de buscar en internet una foto de una boda con una novia guapísima que refleja felicidad de la buena y unos niños preciosos que seguro pertenecen a una familia guapa de alma.
    Digo yo ehhh, por decir algo. :D
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, que al ritmo que llevo, te da tiempo de sobras :-(

      jajajajajaja. Muchas gracias

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias