jueves, 22 de noviembre de 2012

La gastroscopia

Cada día que pasa me doy más cuenta de lo mal hecho que estoy. Si no fue suficiente recibir la noticia de que tengo escoliosis como consecuencia de tener una pierna más larga que la otra, ayer me dijeron que tengo una hernia de hiato. Leve, pero hernia al fin y al cabo.

Ayer me hicieron una gastroscopia gracias a la intermediación de una amiga de la familia, pues nuestro servicio público de sanidad me había dado hora para el 17 de enero. Contactamos con esta amiga nuestra, que trabaja como enfermera en el centro hospitalario en el que debían realizarme esa prueba y ... ¡tachán!, el martes me llaman por teléfono y  me dicen que tengo hora el miércoles, a las 8:30 horas.

"¿Voy en ayunas?", pregunté.

"Sí ... y acompañado".

Ayer, P. y Mi. se fueron al cole en autocar (no os podéis imaginar lo que le molesta eso a P.) para acompañar a sus hermanos pequeños.

Llegué al Hospital, avisé de mi llegada y al poco tiempo me avisaron. Una enfermera me dijo que me desvistiera de cintura para arriba, me pusiera esa "bata" (ya hablé de esa pieza de tela, que no prenda, en una entrada anterior) sin abrochármela y guardara la ropa en una bolsa de plástico que me entregó. Bueno, al no desvestirme de cintura para abajo, por lo menos no iré enseñando el culo a medio hospital.

Pasé a una sala contigua, me hicieron tumbar en una camilla ..."Boca arriba, por favor", me dijo. No contesté, pero a punto estuve de decirle que ya me lo había imaginado (no quiero ni pensar lo difícil que debe resultar hacer esa prueba metiendo un tubo por la boca del paciente con éste tumbado boca abajo). "¿Me quito los zapatos?" "No, no hace falta" ¿Será un poco ordinario, no?, pensé.

Me puso tres adhesivos en mi atlético torso ("¡Vaya!, a lo mejor me están haciendo pruebas médicas los del Sevilla y yo sin enterarme de que me han fichado", pensaba), unas gafas nasales (sí, sí, se llaman así) de las que salía oxígeno y me "buscó una vía" (¿de escape?). "Te haré un poco de daño". "No pasa nada" ... no pasa nada si aciertas a la primera, claro. Después de varios intentos, logró encontrar la vía y meterme suero por ahí. Cuando la diferencia entre robocop y yo era en que el primero tenía menos cables, la enfermera me cogió el otro brazo (suerte que solo tengo dos, que si no vete a saber qué me harían en el tercero) y me lo envolvió en aquel brazalete que se infla hasta que tu brazo está a punto de explotar y te toma la tensión. "Te voy a monitorizar", me dijo. Uf, ¡qué susto!, creía que me ibas a poner una bombilla a ver si se encendía, porque con tanto cable ... Después me dijo que me veía muy tranquilo, mientras el sonido que emitía el monitor era acompasado y espaciado.

Al rato llegó la médico que me haría la prueba y me preguntó si había firmado "la autorización". "¿Qué autorización?". "Veo que no" y me trae un papel por el que supuestamente presto mi consentimiento a que se me realice esa prueba. "Firma aquí", me dice mientras me señala un cuadro del tamaño del espacio reservado para la firma en el DNI. Solo faltó un crujido de cables para parecerme al Gigante de Hierro. Conseguí que el brazo me llegara hasta el papel y acertar en el interior del cuadro.

Volvió la enfermera que me había robotizado monitorizado y, como todavía quedaba algún espacio de mi cuerpo libre, decidió ponerme una boquilla en la boca. Después me advirtió que me dormiría, mientras le preguntaba a la doctora si con 80 bastaba. Me inyectaron algo en esa vía tan escondida y yo hice un esfuerzo por estar consciente cuando me durmiera. Mientras pensaba eso, miraba al techo intentando encontrar algo que luego pudiera recordar. La verdad es que un techo de hospital no da mucho de sí. En ésas estaba yo cuando un hormigueo empezó a recorrerme el cuerpo y ... ya no me acuerdo de nada más.

El siguiente recuerdo es ... ¿pensar?, nooooo, llamar en voz alta a Ma (no sé por qué) y oír la voz de una enfermera que me decía que no, que allí no estaba Ma. Abrí los ojos y descubrí una sala distinta a la anterior y un sonido como de ultratumba. ¡Ya he llegado al Purgatorio!. Bueno, no es muy guais, pero, la verdad, me lo imaginaba peor. Abrí bien los ojos para que la enfermera viera que la anestesia no había hecho efecto y comprobé que al lado, separado por una cortina en su mínima expresión, había otra camilla con un cuerpo humano encima que emitía esos sonidos de ultratumba, algo entre ronquido y bostezo que te erizaba las pestañas. También descubrí que no tenía la boquilla. "Perdona, se me ha caído la boquilla", mascullé. "Tranquilo, ya hemos acabado" ... y al poco entró A.

Para ser una prueba tan desagradable a lo vivo, con anestesia es un chollo. No te enteras de nada, pero de nada.

Hoy he ido al médico de cabecera quien me ha confirmado eso, que tengo una leve hernia de hiato. Le ha quitado importancia y me ha dicho qué hay que hacer de ahora en adelante. No alcohol, no fumar (suerte que lo dejé hace ya un tiempo), no picante, no bebidas gaseosas, no café, no chocolate ... "Perdón, ¿puedo hacer algo?" A partir de ahí me ha dicho que lo que debo hacer es moderarme en el consumo de todo eso y tomarme el protector de estómago que me recetó hace unas semanas.

Pues eso, que no se pueden cumplir 40 años.

23 comentarios:

  1. jajajajajaj Ups, lo siento. Me pongo seria...
    ¡¡¡Que no es nada hombre de Dios!!! Además es leve, eso quiere decir que todavía no tienes que levantar la parte de la cama que corresponde al cabecero, como mi queridísimo Consorte, además tu escoliosis no es lo sufuciente grave como para tener que levantar la parte de la cama que pertenece a los pies, como es mi caso... Ya te haces una idea de como dormimos ¿No? :P
    ¡¡¡Bienvenido a la madurez!!!!
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Cómo me he reído imaginándoos durmiendo

      Eliminar
  2. Jajajajajaja! Pues como te dé por lo único que parece que puedes hacer, veo que en breve pasáis de ser 8... a 10 ó 12... no digo más!

    A Padre le hicieron una de estas en mayo (estuvo ingresado) y salió flipado de la prueba... le iba diciendo a todo el mundo lo happy que estaba... El tío se metió un viaje de esos increíbles, gracias al propofol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Es cierto, eso no me lo prohibió (aunque temí por ello cuando la lista empezó a ser larguísima)

      Le hice una broma a la enfermera diciéndole que me churaría eso cada noche. Me contestó que precisamente eso es lo que hacía Michael Jackson (sí, el de los Jackson Five)

      Eliminar
  3. Bah, eso no es nada. A mí también me la diagnosticaron y no hice ni caso (en realidad, era más gordo una piedra en la vesícula y una úlcera, todo a la vez). Yo no quise anestesiarme. y aguanté como una campeona.

    ¿40? Ah, la flor de la vida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Aguantaste como una campeona? Ya eras mi heroína, pero ahora serás la favorita.

      Tengo ya 44, pero a partir de los 40 ....

      Eliminar
  4. jAJAJAJAJ, recuerdo el día que acompañé a mi hermano a hacerse esa prueba. A él no lo durmieron, pero lo atontaron tanto que a la salida no recordaba nada de lo que le había pasado y se dedicaba a mandarle piropos extras a una enfermera jovencita y muy agraciada que había allí. Cómo me rei!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, debieron sedarlo, que para el caso, es casi lo mismo

      Eliminar
  5. A mí me lo hicieron hace años sin anestesia. Eso sí, fueron cinco minutos pero es desagradable. Hombre, yo también tengo escoliosis y una hernia no grave. Qué casualidad. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin anestesia!!!!!! Guau

      A ver si somos almas gemelas ;-)

      Eliminar
  6. El annus horribilis de Páterfamilias.

    Eres valiente: yo debería haberme hecho, hace años, una colonoscopia (por antecedentes familiares) y no me atrevo.

    Qué mal rollo, lo del café y el chocolate. Me lo dicen a mí y le digo al médico "prefiero morir joven".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me han hecho colonoscopias (2) y no es para tanto. Eso sí, a partir de ahí, ya nada te da vergüenza.

      He estado a punto de caer en la vilgaridad ligando mis colonoscopias con tu latinajo. Eso sí, eliminando una "n" ;-)

      Eliminar
    2. ...yo también he sido 2 veces colonoscopiado Pater, por motivos familiares tengo que someterme a que el "tubo" pase por todo mi mí ...(menos mal que nos sedan!!!) El chute está bien ...

      Eliminar
    3. jajajajaja, tomae, entonces ya sabes qué es eso.

      Eliminar
  7. Sigues con ese buen humor, Pater. Me alegro muchísimo. A pesar de la gastro...y , eso es peor, las recomendaciones posteriores del facultativo. ¿Podrás sobrevivir sin un café matutino? Si lo consigues ya contarás cómo resistes. Tomaré nota. Cruza los dedos para que no te manden una colono... Los preparativos te dejan KO.

    Bueno, Pater. Que viva el Sevilla pase lo que pase. Un saludo afectuoso para ti y tu tropa.

    ResponderEliminar
  8. Sunsiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!! Qué alegría verte por aquí. Se te echa taaaaaanto de menos.

    Como he dicho antes, ya me han hecho 2 colonoscopias y una prueba que no recuerdo su nombre y de un desagradable que ni te cuento. Se trataba de llenarte los intestinos con una pasta blanca que la introducían por ... Mejor lo dejamos. Total, para decirme que tengo colon irritable. Si es que ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, Pater, esa prueba me la hicieron a mí en plena edad del pavo y el chico que me introducía el líquido me parecía guapísimo... no he pasado más vergüenza en la vida.
      Y la colonoscopia es una chorrada... sedándote, claro. A mí en vivo no me lo han hecho, pero estando sedada no pasa absolutamente nada...

      Eliminar
  9. No existe máquina que aguante 40 años sin una ITV, demasiado bien llegamos a veces con el,poco caso que le hacemos a la nuestra.

    Me alegra infinitamente que sea todo leve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a parecerme al rey que en vez de operarse "pasa por el taller" ;-)

      Gracias

      Eliminar
  10. A mi me han hecho tres, dos de ellas sin sedación, y la última me plante y dije que o me dormían o no me la hacía. Es bastante desagradable, además del daño que te hacen en la garganta, es muy angustioso, parece que te vas a ahogar. Sin embargo sedado no te enteras de nada.

    Yo también tengo la hernia famosa y me he acostumbrado a las molestias. Hubo una época que lo pase peor: después de hacerme cantidad de pruebas bastante desagradables, me hicieron la del aliento y me detectaron el bicho (helicobacter). Parece mentira que hace no mucho, la gente tuviese que estar sufriendo toda la vida de ulcera, cuando la cosa se cura con 15 días de antibióticos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya!, pues yo le comenté al médico lo del helicobacter pylori y me dijo que no me hacía la prueba esa porque ... porque no.

      Eliminar
  11. Ya podían hacer todas las pruebas así, que gusto... Me alegro de que no fuera un mal rato. Besos!

    ResponderEliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias