miércoles, 30 de mayo de 2012

Época de exámenes

Varios de vosotros me habéis escrito (vía comentario o a través de correo electrónico) dándome ideas como aquella que propuso ingenierocomehuevosdehormiga(hembra), ya sabéis, preguntas trascendentales que uno se hace a lo largo de su vida como "¿Por qué "todo junto" se escribe separado y por qué "separado" se escribe todo junto?" Pero esto lo dejaremos para otro día. ¿Por qué? Pues porque estaba cotilleando un poco las estadísticas de mi blog cuando me he encontrado con que he recibido alguna visita desde aquí y como no conocía este blog, me ha dado por leerlo y me he llevado la grata sorpresa de que se cita mi blog (vanidosillo que es uno). Nebetawy es -como ella dice- la que se encuentra detrás del teclado y escribe sobre mamás. Tiene allí una lista con los blogs  de mamás que ella conoce y al lado otra lista con los -pocos- blogs de papás que conoce (es muy gracioso porque en esa lista de blogs de papás añade la coletilla "porque haberlos haylos") y es allí donde me cita. Muchas gracias, Nebetawy, me ha hecho mucha ilusión y ... tienes razón, no creo que haya muchos blogs de papás.

Eso me ha hecho pensar en que hace un tiempo que no dedico una entrada a la familia y hoy lo haré.

Los que tenemos hijos de varias edades y entre éstos hay algunos adolescentes, esta época del año es un poco más complicada de lo habitual. Me explico, es época de exámenes y toca ir detrás de ellos recordándoles ese pequeño detalle que hace (o debería hacer) que dedicaran "algo" más de tiempo al estudio. Para entendernos, es una lucha constante para que cojan un libro y se pongan a estudiar.

No quisiera parecer un abuelete cebolleta contando historias, pero recuerdo que cuando era más joven y llegaba el final de curso, uno se ponía a estudiar aunque fuera por vergüenza torera. Es que incluso estudiaba aquél que durante el curso no había dedicado ni un minuto a ese menester. En cambio ahora, observo a alguno de mis hijos y me entra y "no sé qué" que me saca de quicio. Ayer, sin ir más lejos, estaba en casa por la tarde y pude observar cómo P. no hacía nada y, de verdad que nada es nada. Fueron varios los intentos -en vano- para que se pusiera a estudiar y, como si fuera un niño pequeño, me contestaba con un "no tengo deberes" ¡¡¿Deberes?!!, pero si te estoy hablando de estudiar. "¿Qué quieres que estudie?" Yo, alucinando, le digo, "pues no sé hijo, cualquier asignatura ... ¿qué tal Mates que parece que no te fue muy bien en la última evaluación?" ... Su respuesta fue una cara de fastidio.

Al rato me lo encuentro delante de la tele y vuelvo a decirle que se ponga a estudiar. Vuelve a poner cara de fastidio y me pregunta "¿Qué examen?" No entendí (y sigo sin hacerlo) la respuesta, pero es que no me dio ni tiempo a preguntarle porque desapareció. Poco después me lo encontré holgazaneando en mi dormitorio, o sea, tirado en mi cama. Todo lo que tiene de largo, lo tiene de perro.

Quizá no tenga una muy buena memoria (o es selectiva), pero no recuerdo a mi madre persiguiéndome para que estudiara (¡y menos a final de curso!) ... aunque pensándolo bien, quizá lo hiciera con algún hermano mío. A ver si P. ha salido a éste ...

21 comentarios:

  1. Pater,

    Aquí Ingenierocomehuevosdehormiga(hembra): no te preocupes mucho,tiene pinta de abulismompropiomde la adolescencia y las feromonasnhaciendo estragos por su cuerpo.

    Que lea, aunque no sea estudiar, y paciencia para el padre.

    Hoy ha tocado el quasi-oximorónico japonés brasileñopero, con más prudencia, es decir, menos cerveza. Viaje agotador, mañana vuelvo y llego viernes. Quizá el sábado asista a un acto nocturno... Quizá, un akelarre,... Quizá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ahora ya casi ni lee... será lo que dices de las feromonas o el abulismo.

      Eliminar
  2. Huy ... yo creo que siempre ha habido quienes tenían que ser perseguidos para estudiar: es condición humana :).

    ResponderEliminar
  3. Jajaja yo era uno de esos perseguidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, ya sabía yo que era cierto.

      Bienvenido Papalobo (otro de esos -pocos- padres con un blog)

      Eliminar
  4. jajajajaja, yo aún no estoy pasando por esa fase con mis hijos, pero me tenéis "cagaíca" de miedo jajajajajajaja. Supongo que es lo que comenta Modestino, "condición humana", el ser perseguidos por nuestros padres para estudiar. Incluso a los que estudian...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debes preocuparte, solo armarte de paciencia. ;-)

      Eliminar
  5. De todo hay em la viña del Señor. Imagino que de todo tendrás. Pero en general comparto tu sensación de que no .....
    Me encanta leerte, por cierto. Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cierto, tenemos de todo, pero cuando uno está así ... La verdad es que no tenemos motivos de queja, pero ...

      Muchas gracias por pasarte y por decir que es un placer leerme. El placer es mío.

      Eliminar
  6. Yo también los persigo y les digo que es el último empujón, que no le dejen ahora, porque el calorcillo les ha sentado mal. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, pero si al menos me hiciera caso ...

      Eliminar
  7. Así es, Páterfamilias, no es por ser reaccionario pero antes teníamos más responsabilidad: aunque fuera por miedo al suspenso te pegabas un atracón final. Es asombroso cómo ahora la gente joven pasa.

    Curioso que uses "perro" como equivalente de vago o inútil, creí que era un localismo sólo de Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso decía que recuerdo perfectamente cómo aquéllos que no habían cogido un libro durante todo el curso, al llegar los exámenes finales ¡estudiaban!

      Recuerda que mis orígenes son andaluces y eso de "perro" en este sentido lo llevo oyendo toda mi vida. ;-)

      Eliminar
  8. Creo que nos perseguían mucho menos, pero si recuerdo a mis padres lo de ¿No tienes nada que estudiar? y soy ya muy mayorcita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida dolega. Sí, supongo que a los padres nos toca esto, pero es que tendrías que verlo ...

      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  9. Pater, me has hecho reir. Pues yo no sé cómo me tocará, pero al mío hay que amanezarlo para que haga los deberes. Y no es que sea tonto, es que se aburre de hacer algo que sabe que ya sabe. A mí me pasaba lo mismo en el colegio (en secundaria siempre que podía no hacía los deberes) y siempre fui "de las mejores". Claro, pude ser "la mejor" si hubiera agarrado un libro, pero la verdad es que me aburría.
    Ya te digo, no sé cómo es P., pero me solidarizo con él... por si las moscas.
    Igual, en la vida, lo que te saca del apuro es más la creatividad que un libro, a lo mejor te sirve más meterle un problema de la vida real que exija de él preparación + creatividad, y ver cómo lo soluciona (hago eso con el mío y logro más que amenazándolo)...
    Por cierto, felicidades por tus seguidoras mamás, yo también te sigo jajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya!, lo que me faltaba, ahora vas y te posicionas con él ;-)

      Estoy seguro que en la vida saldrá adelante, pero hay que hacerle entender que hay que esforzarse.

      Eliminar
  10. Mi inteligencia es capaz de sacarse el curso sin estudio. Ah! Y más de un excelente (3-4. No te lo creas pero hoy he estudiado 40 minutos! Sí , sí 40!No estudio porque creo que es perder el tiempo. Es más útil escribir , leer , jugar a fútbol , corre... P. Ah , no me has respondido mi duda existencial de la anterior entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre P, tú por aquí en lugar de estudiar!

      Sí, ya sé que también sacas Excelentes. ¡Por eso mismo te lo digo! Pudiendo sacar muy buenas notas ...

      ¡¡¿40 minutos?!! Guau, enhorabuena, todo un hito para un chaval de 14 años. Pero bueno, todo es empezar ...

      Eliminar
    2. jajaja... esto es buenísimo, el P...etronio se pasa por aquí y le dice cosas al Pater, qué divertido... pues oye Pater, respónde la duda del inflamable al crío...

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias