sábado, 15 de septiembre de 2012

No una, sino dos

Ando preocupado desde hace ya un tiempo. No deja de rondarme por la cabeza un tema que me impide "desarrollarme como persona" (frase comúnmente utilizada y de una obviedad que asusta, pues todavía no conozco a nadie que se desarrolle, no sé, como perro), conciliar el sueño y centrarme en las tareas profesionales y domésticas. No sé si hay alguien más en esta tesitura, pero a poco que os paréis a pensar en el tema, estoy convencido que también os preocupará. Claro, vamos por la vida tan a la ligera, que a veces no reparamos en la importancia de ciertas cosas.

Como a estas alturas de entrada habrá quien esté impaciente por conocer qué es aquello que me tiene en un sin vivir y para evitarle un ataque de ansiedad, le diré que el asunto en cuestión no es otro que esas reiteraciones que usamos en nuestro lenguaje cotidiano (o no cotidiano) y que si nos paramos -un momento, no más- a pensarlo carece de todo sentido. Como casi siempre, con unos cuantos ejemplos se entenderá bien:

Situación 1: Se encuentran dos amigos que hace tiempo que no se ven y como los dos están en paro, deciden tomarse una cerveza juntos para charlar tranquilamente. En el momento de pagar, uno de ellos saca su cartera con la intención de pagar y el otro, al verla, le dice "¡Qué bonita cartera!", a lo que el otro responde "Sí, es de piel, piel"

Vamos a ver, ¿qué significa de "piel, piel"?, ¿No basta con decir que es de piel? Seguramente la intención es resaltar que no es una piel cualquiera. No sé -y perdonad la ordinariez- como si intentara convencernos que su cartera no es de esa piel que sobra tras una operación de fimosis. 

Pasa lo mismo cuando uno dice ... no sé ... ¡que su prima es "guapa, guapa"! (si lo dice de una casa o cualquier otro objeto inanimado, estaríamos ante el mismo supuesto, pero con un interlocutor cani). No dudo de la belleza de su prima, pero ¿está intentando "colocarla"?. Basta con decir que es guapa o muy guapa, pero no es necesaria la reiteración

Situación 2: Estás jugando a padel y tu compañero en un (vano) intento de llegar a una pelota se cae. Le preguntas cómo está y te contesta con un "Bien, bien" En este caso, el resultado es proporcionalmente inverso a lo que el caído pretende transmitir, es decir, si se dice "bien, bien" es que se ha hecho daño y si se dice "bien, bien, bien" es que se ha hecho mucho daño.

El mismo resultado se da cuando estando en casa tranquilamente mientras los niños "juegan" en su cuarto y se oye un ruido muy fuerte. "¿Qué ha pasado?" Si la respuesta es "Nada, nada", ya podéis preocuparos.

Situación 3 (desesperante): Alguien cuenta un chiste de médicos y empieza "Un señor va al médico y dice Doctor, doctor ..." ¡Alto! Esto siempre me ha llamado poderosamente la atención ¿Quién, cuando va al médico, dice "Doctor, doctor"? ¡¡Nadie!!

Aprovechando el tirón de este blog, si alguien dice eso o incluso conoce a alguien que lo diga, por favor, que me lo haga saber.

Situación 4: Ahora las que se encuentran son dos amigas y una le dice a la otra "¿Te acuerdas de Mari Puri (iba a poner fulanita, pero no es lo mismo que fulanito)? Pues se ha casado con un negro" "¿Con un negro?" "¡Sí!, pero además, negro, negro". Ya sé que la intención es distinguirlo de un mulato, pero es que existen palabras para describir ese tono, no hace falta una repetición del color.

Para evitar suspicacias xenófobas, este mismo ejemplo podría darse con el color de un coche: "Me he comprado un coche" "¿Ah, sí? ... y de qué color?" "Verde, verde" Los más sagaces habréis deducido que esta conversación es entre dos mujeres porque si fuera entre dos hombres, variaría sustancialmente: "Me he comprado un Mercedes". Y punto.

Bueno, imagino que muchos/as de vosotros/as conocéis otras situaciones en las que se da este fenómeno. Espero ansioso vuestros comentarios.

Además, el uso indiscriminado de la reiteración, además de un empobrecimiento del lenguaje, puede llegar a interpretarse como un insulto con el interlocutor, vendría a ser una especie de recordatorio dada su incapacidad para retener una palabra. Gracias, pero, de verdad, lo he pillado a la primera.

16 comentarios:

  1. Oye yo no había reparado en eso, pero es cierto.
    Hay veces que al hablar usamos expresiones repetitivas que no aportan nada a la conversación.
    Luego está la pregunta boba. Fulanita se ha cortado el pelo, pero corto, corto ¿Sabes lo que es corto? Pues eso. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja. echaba de menos una entrada de este tipo... surrealista, surrealista...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, últimamente estábamos un pelín serios ;-)

      Eliminar
  3. Bueno, no me había parado a pensarlo. Pero ahora pienso que es cierto cierto.:) Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ...yo suelo despedirme con un triple "dios", Dios, Dios, Dios ...un amigo me dijo que era una despedida acordándome de la Santísima Trinidad ...

    ResponderEliminar
  5. Si, si, tienes toda la razón. Venga venga Pater a por otra entrada magistral.
    Un abrazo de este andaluz y por lo tanto, español.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Pater:

    pues no, la verdad, pero verdad de la buena, es que no me había fijado, pero ni un poquito, en esas reiteraciones. JAJAJAJAJ eres genial, sacando de cualquier cosa algo excepcional, pero excepcional de verdad ;)

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días y muchas gracias por tu comentario. Me sube la autoestima

      Eliminar
  7. Comprendo, comprendo a lo que te refieres, sí, sí, está bien bien planteado, sí, sí...

    (Qué elegancia la tuya, Páterfamilias, estaba seguro de encontrarme con un post titulado "¡1-0!", o algo así. Qué clase)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja

      ¿Elegancia? Será que se me olvidan las cosas ... ¡espera, ¿saqué el pescado del congelador?! ;-)

      Bueno, la verdad, es que pretendía no darle mucha importancia, para demostrar que no es nada fuera de lo normal.

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias