viernes, 3 de febrero de 2012

Alardes de mala educación

Como ya he comentado en alguna ocasión, no suelo encajar muy bien la mala educación. Me suele producir un malestar de tal calibre que, en la mayoría de las ocasiones y aunque sea internamente, me hace faltar a la caridad.

Por supuesto existen categorías dentro de este amplio y variado apartado y en función de su gravedad serán merecedoras de un mayor o menor rigor por mi parte. Para entendernos, no es lo mismo la comisión de una de estas faltas por desconocimiento (aunque parezca increíble, existe gente que no sabe que su actuación -la que sea- es contraria a la buena educación) que con conocimiento pleno o algo voluntario y expreso que algo no querido, casi instintivo.

Estoy convencido, además, de que cada vez está más extendida la mala educación y ésta llega a cotas anteriormente inimaginables y ya no está reservada a un grupo determinado de personas o clase social. En este sentido, podríamos decir que se ha socializado y cada vez más gente alardea de mala educación. ¡Hombre, qué exagerado eres! Alardear, lo que se dice alardear, tampoco creo que sea para tanto ..., pensará alguno. Y quizá tenga razón. Pero, como muchas otras cosas, una imagen vale más que mil palabras o para muestra un botón.

Nos encontrábamos el otro día en una reunión del colegio para padres del curso de Mi., esto es, 1º de ESO. Después de una sesión general, los padres nos distribuíamos por aulas dependiendo de la clase en la que nuestro hijo estuviera. Así, los padres del "A" estaban en una clase, los del "B" en otra y así sucesivamente. La sesión con el tutor no es excesivamente larga y más si se trata del profesor que Mi. tiene este año, que suele ir al grano y, como se dice por aquí, "per feina" (estrictamente, significa "por trabajo" y significa, eso, que no se anda con rodeos y va por la vía rápida). Hacía poco que había empezado la sesión cuando entró un  matrimonio. El marido, muy discretamente, se dirigió hacia el final del aula y se quedó allí, de pie, junto con otros padres, mientras que su esposa, lejos de pasar desapercibida, saludó con un estruendoso "Hola, llegamos tarde" (por si alguno todavía no lo había notado) y se dirigió hacia los primeros asientos mientras seguía hablando. Es cierto que su tono de voz era muy alto y eso ayudaba a molestar aún más, pero el hecho de no callarse hacía que resultara insoportable.

Cuando por fin se sentó y creíamos que por fin la calma volvería a la reunión, sonó un teléfono móvil (aunque esto me molesta, cada vez soy más indulgente y tiendo a pensar que no existe mala fe, sino que la gente olvida silenciar su teléfono) varias veces. Yo ni siquiera giré la cabeza para ver quién era. Cuando dejó de sonar, la mayoría de los asistentes nos llevamos una sorpresa al oír una voz que decía "¿Siííí?" y, tras un breve silencio, siguió hablando.

Ya sé que más de uno habrá vivido ya esta experiencia, pero el hecho de que cada vez esté más extendida no disminuye su gravedad. Ya solo le faltó decirle a su interlocutor "Perdona, perdona un momento" y mientras con la palma de la mano tapa el auricular, dirigirse a todos los asistentes de la reunión (profesor incluido) y decirnos "Perdonad, ¿podéis salir un momento?. Es queeee, es una conversación privada"

Existen otros comportamientos que a cualquier persona se le pasaría por alto y que a mí me pueden molestar, pero lo más probable es que se deba a mi capacidad de observación fuera de lo común, otro de los dones con los que Dios me dotó.

Hoy os pondré una canción que -como mínimo- sale en dos películas: "La boda de mi mejor amigo" y "Sirenas", siendo el vídeo que cuelgo el de ésta última. Ah, la canción es "If you wanna be happy"




18 comentarios:

  1. Hoy con la BSO la has clavado. Es una canción que da muy buen rollo y de la que también se apropió una conocida marca de leche, cacao, avellanas y azúcar (cuyo nombre no revelaré). Digo que lo has clavado porque, quizás, no te has detenido a escuchar la letra: "Si quieres ser feliz el resto de tu vida, jamás te cases con una mujer bonita; según mi punto de vista mejor cásate con una mujer fea..."

    Filius prodigus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me he casado con una mujer bonita ... ;-)

      Eliminar
  2. Yo tiendo a pensar lo mismo que tú, que se les olvida silenciarlo.... pero QUE SE PONGA A HABLAR!!!!!
    Es para cogerle el teléfono, colgárselo y devolvérselo con una sonrisa cordial acompañada de un "Y bien, ahora podemos continuar con la reunión".

    Eso sí... he de reconocer que yo soy de esas personas con un tono de voz alto... y nada, que por más que me intento corregir no me sale...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que le suene, vale ... pero que se ponga a hablar ...

      No sabía que tenías el tono de voz alto, si escribieras con mayúsculas ... ;-)

      Eliminar
  3. Que divertido amigo, para el lunes tenía programado un post sobre la gente a la que le suena el móvil ... con él mismo dibujo que tú... Creo que lo dejaré para más adelante.
    Hay gente que olvida apagar el móvil, gente que no sabe hacerlo y gente que, sencillamente, le importa una higa el resto del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja, ¡vaya coincidencia!

      Efectivamente, esa clasificación de tres tipos de personas a las que le suene el móvil es bien válida

      Eliminar
  4. La primera mujer me parece una maleducada en sentido de falta de urbanidad. y el segundo, un maleducado en el sentido de falta de respeto. No sé si es lo mismo, pero es igual de molesto. ¡Y en una escuela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien diferenciado. Y bien concluido, en ambos casos es igual de molesto.

      Eliminar
  5. El otro día quise celebrar mi cumpleaños con mi marido cenando en un restaurante y durante toda la cena tuvimos que oír las conversaciones de una señora a todo volumen, incluyendo una por el móvil. Casi me levanto y le digo algo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está demasiado extendido. Quizá tengamos ya que protestar (reconozco que no me atrevo)

      Eliminar
  6. Así es, Páterfamilias: en el cine, en la Misa, en el restaurante,... Pareciera que cuanto mayor es nuestro nivel tecnológico, peor es el humano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Fernando. En cualquier lugar. Y si no, mira:

      http://www.youtube.com/watch?v=5TlEt6NqbGA

      Eliminar
  7. Ayyyyyyyyyyyy, Pater, ¡Que se me van los pies!
    If you wanna be happy for the rest of your life
    Never make a pretty woman your wife
    So for my personal point of view
    Get an ugly girl to marry you...
    Machista total, perome encaaaaanta. Como la peli; no hay vez que la pille zappeando que pueda dejar de verla. Wynona y Christina, infantiles todavía, bailando con una madre loca a más no poder. ¡Genial!
    Lo de los móviles no tiene nombre. Desde my personal point of view ;), hay circunstancias y circunstancias. Si no estás con gente de mucha confianza, creo que uno debería ignorar la llamada o acisar de que es algo muy importante. Pero estar con "conocidos", y que uno de ellos se ponga a hablar y reírcon su interlocutor, me parece fatal. Otra cosa que no aguanto son los móviles que suenan en misa. Lo que no sé es porqué todavía no les ha dado por poner cartelitos avisando, igual que en el cine. ¡Y encima hay gente que se sale a hablar! Y otra cosa queno aguanto, es estar jugando al pádel, que suene el móvil, y el que sea salga corriendo a cogerlo. Lo dicho, si no es una urgencia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, hemos llegado a tal punto que ...

      jajajajajaja, lo del padel me pasó una vez con un tipo, pero había suficiente confianza como para decirle que de qué iba. Creo que lo entendió.

      Eliminar
  8. Bueno, bueno, bueno... menos mal que no estaba a mi lado porque algo entre dientes y con la sonrisa puesta le hubiera dicho a la señora...
    Un día, cenando con unos amigo y el hijo de éstos de 19 años (no preguntes cómo tengo amigos con hijos de 19 años, pero es que son padres muy jóvenes... jajajajaa) me cabreé soberánamente porque el tío no soltaba la blackberry ni para cortar la carne!!!!. Estábamos cenando y estaba todo el rato teclineando (o como se diga)... y visto que a los padres no les hacía ni p. caso, le cogí el aparatito y le dije que en mi casa mientras se cenaba, se cenaba, no se mantenían conversaciones virtuales con el más allá. Y punto pelota.
    Ahora sigue viniendo a cenar pero se porta bien.... jajajajajaja y hasta de vez en cuando me manda a mí algún wasap (ya se que está mal escrito... jajajajaja).
    Por cierto, me pongo a bailar con Sara M. Genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima reunión del cole te vienes con nosotros por si acaso y si a alguien le suena, atacas.

      ¡Guau! te envías wasaps con un adolescente.

      Eliminar
    2. Jajajaja, sí, me escribo wasaps con adolescentes (jolines, casi suena a acoso y todo...jajajja) pero son para poner a caldo a su madre...

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias