lunes, 27 de febrero de 2012

Zapatero

Aunque por el título pudiera parecerlo, la entrada de hoy no va de política, sino de esas cosas de casa que permiten que nos podamos organizar un poco mejor. Además, este tipo de entradas son las que le gustan a alguna seguidora de este humilde blog . Seguro.


El sábado, mientras limpiaba zapatos, pensaba en alguna entrada para el blog y la actividad que estaba realizando me dio pie (¡qué bueno!, el limpiar zapatos me dio pie) a la entrada de hoy.

Hay quien con un zapatero tiene suficiente (insisto, no va de política, así que no busquéis segundas intenciones), otros que no necesitan más que dos, otros dirán que tres son los que precisan, otros ...

Y luego están los que no saben cuántos necesitan.

- Bueno, ya he tomado medidas y creo que si compramos estos tres y los ponemos juntos en el pasillo, ya tenemos suficiente.

- Me parece una buena idea.

Zapateros pasillo

- Oye, ¿qué te parece si compramos este mueble y lo ponemos en nuestro cuarto?

- ¿Dónde?

- Sí, hombre, detrás de la puerta, entre el armario y la pared

Zapatero dormitorio

- ¡Qué monada!, ¿lo compramos?

- Sí, no es feo, ¿pero dónde lo ponemos?

- En nuestro cuarto de baño, debajo de las picas. ¿No me digas que no parece hecho a medida, eh?

Zapatero cuarto de baño


- Y en la parte de abajo del armario, ponemos este accesorio, ¿te parece?

- Pero si es para poner zapatos.

- ¡Muy bien!, lo has pillado. Es que ya no tiene dónde ponerlos.

- Pe ... pero ¿no tenía ...

- ¡Perfecto!

Zapatero armario Ma.


- Mira qué cajas tan monas

- ¿Y para qué sirven?

- Pues para lo que tú quieras, pero irían muy bien para guardar zapatos

Cajas zapatos armario cuarto lavadero


Pues eso, que hay gente que aun teniendo no sé cuantos zapateros, todavía le falta sitio para guardarlos. Hay botas de esas altas debajo de nuestra cama, en la parte baja del armario del cuarto de P. y Mi. hay más zapatos y zapatillas de deporte, a los pies de la cama de Ma. hay zapatos y en la parte de abajo de uno de los armarios del cuarto de Q., JP y S. también hay botas de agua.

¿Tendremos muchos niños o muchos zapatos? ¿O las dos cosas?

PS Desde ya pido disculpas por la calidad de alguna de las fotografías, pero tampoco se pueden pedir peras al olmo, ni a Mi. que siempre ponga la voz en un vídeo.

20 comentarios:

  1. Tiene gracia. A mí me pasa lo mismo. Aunque compre más armarios sigue estando todo por en medio. No sé por qué será... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que exageras, pero bueno, eso nos pasa a todos. ;-)

      Eliminar
  2. Bueno, en el tema "zapatos y zapateros" no soy objetiva, confieso que tengo una relación malsana con los zapatos y que a mí nunca me parecen demasiados. Y como consecuencia de esta adicción, tengo invadidos casi todos los armarios de mi casa y alguno de casa de mis padres.
    Lo que sí sé es que, en tu caso, si en lugar de tener 1 hija y 5 hijos tuvieses 5 hijas y 1 hijo..... pufffffff ni te cuento, tendrías zapatos hasta en los gabinetes de la cocina....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, seguramente sería así.

      Bueno, entonces, mejor me callo ;-)

      Eliminar
  3. Opino lo mismo que Eli...
    Yo no tengo más zapatos porque me tienen prohibido entrar en casa con otro par más.
    Pero bueno... es alucinante lo bien organizados que los teneis, sobre todo siendo tantos en casa.
    Yo tengo un minicuarto enterito para zapatos lleno de zapateros y no me llega...

    Empiezo a pensar que tengo un problema...

    ResponderEliminar
  4. ¡Pater, dile a IKEA que no tiene perdón, tienen que patrocinarte! Pero si tienes todos sus modelos, jajaja
    En casa por supuesto tenemos el mismo problema, añadido a otro obvio: el espacio. Cada niño en su cuarto y en concreto en su armario, tiene un sitio asignado para los zapatos. Pero otra cosa es que decidan que deben ir ahí solo en determinados momentos, como 3 segundos antes de que caiga el castigo (inciso: las niñas/mujeres evidentemente tenemos más zapatos; pero no subestiméis la capacidad de un niño para juntas zapatillas de deporte nuevas, heredadas, de fútbol, para estar en casa, botas de montaña, zapatos para salir, del cole...)
    Y al final los que de verdad tenemos el problema somos nosotros, y es que en mi cuarto no cabe un zapatero en condiciones:((( Os podéis imaginar lo infeliz que soy gracias a este asunto, ¿verdad? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, te acordarás que en una entrada ya comenté que si se enteran los de Ikea, le hacen un monumento a A.

      jajaja, infeliz ... ya será menos

      Eliminar
  5. Guau, vaya vaya con Ma.... jajajaja! Menudo arsenal!
    El del pasillo me encanta!
    Me parece increíble que lo tengáis todo tan bien ordenado siendo 8 personas en casa!
    Pero cuántos metros cuadrados tiene tu casa, Pater??????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me empieza a dar vergüenza la imagen que damos. Que no somos tan ordenados, de verdad.

      Casi 160 más 20 m de terraza, creo

      Eliminar
  6. Pero bueno ¿Tú tienes hijos o tienes ciempiés?

    (cómo me has hecho reir, Pater. ¡Muchísimas gracias!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajajaja.

      No sabes lo que nos hemos reído A. y yo con tu comentario. Buenísimo.

      Eliminar
  7. Por cierto Pater (cada vez que lo escribo me replanteo si ponerle la tilde o no, arggg), que digo yo que porqué, en todo el blog, no aparece una dirección de correo para contactar de un modo más personal contigo. Todos los bloggers lo tienen, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, nooooooo... jajjajajajaja, tú busca que acabarás encontrando!!!

      Eliminar
  8. ¡Fabuloso!

    Ya sólo os falta un programa de ordenador para censar todos los zapatos, zapatillas y botas de la casa.

    ResponderEliminar
  9. Que desilusión¡¡¡, y yo que pensaba que ibas a hablar de otra cosa ;)....

    Magnífica exhibición de sentido práctico¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que morderse la lengua, ya sabes ;-)

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias