martes, 20 de marzo de 2012

Día del padre

Ayer fue el día del padre y me negué a escribir una entrada sobre eso por considerarlo como una imposición más de las marcas comerciales para que gastemos más comprando un regalo al padre (y eso que ahora me toca recibirlos).

Ya a primera hora de la mañana, recibí a través de Facebook la felicitación de una madre de dos criaturas. Llegué al despacho y felicité a su titular por ser ayer su onomástica. Enseguida, después de agradecérmelo, me felicitó él a mí. A pesar de imaginarme por dónde iba, le dije que ayer no era San Paterfamilias. Sonriéndome me contestó "No, felicidades porque hoy es el día del padre y tú ...", como queriendo decir que lo celebro más que otros por tener tantos hijos (no sabía yo que si tenías más hijos lo celebrabas más). Sin embargo, yo aguantaba estoicamente la situación sin ceder ni un ápice a esta "imposición".

Por la tarde, al llegar a casa después de trabajar, JP y S. se abalanzaron sobre mí en cuanto me oyeron llegar y me felicitaron. S. me cogió de la mano y me llevó a la cocina, donde había un regalo para mí en lo alto de la alacena. Me pidió que lo cogiera y lo abriera porque "Te va gustar mucho", repetía. Estaba envuelto en papel de seda y al abrirlo me encontré con esto:


Cualquiera puede pensar que es una tontería y, sobre todo, que al no ser el primer regalo que recibo de un hijo el Día del padre, no me haría ilusión alguna. Al contrario, me encantó. Había que ver la cara de S. mientras yo abría -con toda la parsimonia del mundo- este regalo.

Lo que claramente puede apreciarse es la fuerza de ese dibujo (no es un cardo, soy yo, aunque ese doble tupé -inexistente en la realidad- más parecido a unos cuernos, indiquen lo contrario), cómo el artista intenta transmitirnos la arrebatadora personalidad del modelo y la fina estampa que le caracteriza. Me encanta que haya sabido apreciarlo y, sobre todo, transmitirlo. Un don al alcance de unos pocos elegidos. ¡¿Y qué decir de su escritura?! Esa seguridad en sus trazos y esa picardía al querer establecer un juego con el lector, ocultándole  parcialmente la primera de las letras para comprobar si es capaz de adivinar qué quiso decirnos. Sin duda alguna, un genio este S.

También estaba impaciente JP, cosa que entendí al instante, pues al acabar de abrir el regalo de S. me espetó con un "Ahora me toca a mí. Ven", y me llevó de la mano a mi habitación para que levantara mi almohada. Al hacerlo, me encontré con esto:


Por si quedaba alguna duda me dijo "¡Es una chocolatina!" Estaba todavía emocionado pensando en que JP había decidido sacrificarse en pos de su padre, cuando oigo a S. explicándole a Q. "Un niño no se ha comido su chocolatina y JP se la ha agafado para dársela a papá". Sin que sirva de precedente, existen situaciones en las que el fin justifica los medios. Gracias JP.

A pesar de todo ello, seguía dándole vueltas a si debía dedicar una entrada al día del padre. Llegó la noche y me acosté sin pensar mucho más en el tema. Esta mañana, sin embargo, me he encontrado en internet la preciosa fotografía que ilustra esta entrada y que, en mi modesta opinión, ha sabido captar esa conexión existente entre un padre y un hijo, lo que, unido a la lectura de esta entrada ha conseguido que me replanteara escribir esa entrada.

Ya esta. Decidido. La escribiré (pero será en otra ocasión porque con tanto prolegómeno, ya tengo entrada para hoy).

Hoy, como otras veces, no habrá BSO porque ... porque ... porque no me da la gana.

Nota del autor: Mi más sincero agradecimiento al colegio de los niños que, saltándose una norma no escrita, pero tradición de muchos siglos, ha optado por no regalar a los padres esa huella de mano en barro. De verdad, muchas gracias.

24 comentarios:

  1. No quiero ni pensar la cantidad de regalos que tendréis en casa del día del padre y del de la madre.:) Un beso.
    pd. Yo los guardo todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, Susana, no creas. Sé que A. guarda algunos, pero no sé si todos.

      Pues si los guardas todos, debes tener un montón.

      Eliminar
  2. Jajajajajajaja, qué morro tienes!!!!

    Debes de estar muy "chupao" cuando uno de tus hijos te dibuja tan tan flaquito y el otro te da una chocolatina (para que comas) como regalo!!!!!.

    A mi también me han gustado mucho los regalos de mis hijos a su padre (entre otras cosas porque necesitaba un llavero y fíjate tú qué bien me vino el que hizo Sarita en el cole para su papá!!!).

    No me extraña que vista la foto y leído el post de nuestra querida profe hayas decidido a "hacer las paces" con el día de San José. ;)

    Biquiños...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Chupao? De un tiempo a esta parte no paro de engordar. Sobre todo desde que dejé de fumar.

      ¿Un llavero? Estoy esperando que llegue el día en que los hijos me regalen un coche ... el llavero ya lo pondré yo ;-)

      Así es, me he reconcialiado

      Eliminar
  3. Pater... Se me ha derretido el cuore leyendo este post. "Envuelto en papel de seda"... Y -¿por qué no decirlo?- me alegra haber contribuido un poquito para que te decidieras a escribirlo.

    ¡Felicidades hiperpater!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que has contribuido, es más, tienes mucha culpa.

      Gracias

      Eliminar
  4. Ains, la verdad es que tus nenes son encantadores... qué mono el cuadrito de S!!!!
    Y JP, mangando la chocolatina... a mí con el chocolate me ganan siempre, jajajaja!
    Y la foto es genial, yo pensé que eras tú con uno de los 5...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor, sin duda, las ganas que tenían de que llegara para entregármelos. Ayer JP ya me preguntó que cuándo nos comeríamos su regalo.

      jajajaja, piensa, piensa ... ¡ya me gustaría!

      Eliminar
  5. Muy buena la AFOTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, internet ... Lo que no te diré es lo que puse para que se activaran los motores de busqueda jajajaja

      Eliminar
  6. A pesar de lo creciditos que están les sigo pidiendo regalos hechos por ellos...no tienen precio!
    Felicidades Pater

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de un tiempo te regalarán nietos (para que ellos puedan ir al cine, o a cenar, o a reuniones del cole, o ... ;-)

      Gracias, sevillista ;-)

      Eliminar
  7. Qué entrañable, como se dice ahora.

    Este post justifica tantas horas de trabajo y tantos esfuerzos, Páterfamilias.

    ResponderEliminar
  8. M&M, no esta "mangando" la chocolatina sino "agafandola" que es lo mismo pero catalan, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primogénito, es que hasta para hablar en tono macarra, los catalanes sois diferentes, eh? Jajajajaja!

      Eliminar
    2. Osea que "Agafa un llibre" es Roba un libro!!!!! jajajajajajajajaja, a buenas horas me entero... y con lo bien que sonaba yo creía que estaba comprando, alquilando, saboreando, palpando, regalando un libro... cualquier cosa menos robar!!! jajajajaja.

      Eliminar
    3. Un momento, antes de liar al personal: "Agafar" significa coger en catalán. Sin embargo, en el contexto de la entrada era sinónimo de "robar", pero que quede claro -sobre todo tú Leles- que "agafar" es coger

      Eliminar
  9. Geniales estos dos regalos! Ves como hay regalos que vale la pena envolverlos?
    Me gusta mucho el de S.
    Y creo que JP consiguió de esa otra manera tu regalo sabiendo que eres abogado y le podrías sacar de un posible apuro.
    La foto, guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón.

      jajajajajaja muy bueno lo de JP

      Eliminar
  10. Ya sabes que el día del Padre, como el de la Madre, son inventos del Corte Inglés ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ahí mis dudas a dedicarle una entrada, pero ...

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias