miércoles, 28 de marzo de 2012

Nadie quiere un mueble usado

Como consecuencia de la llegada a casa de esa mesa de comedor y su bufet a juego, debemos deshacernos de alguno de los muebles que hasta ahora teníamos. Con la mesa castellana ha bastado una llamada al Ayuntamiento para que nos dijeran a qué hora debíamos bajarla a la calle para que pasara una brigada a recogerla. Y así lo hemos hecho.

Con el anterior bufet no pasa lo mismo. Es también de estilo castellano, mide 2,45 metros de largo y no sé si es de una sola pieza, pero lo que está claro es que no se puede desmontar. Como nadie parecía quererlo, llamamos a una asociación de ayuda a toxicómanos que, entre otras cosas, recogen muebles para después venderlos en una especie de Rastro o similar. Llegaron tres tipos a casa y al verlo preguntaron si era desmontable. Cuando les dijimos que no, su respuesta fue "Uf, es muy grande, nos podemos hacer daño y tiene difícil salida. No nos interesa". Podéis imaginaros fácilmente la cara que se nos quedó. La única duda que me ha quedado es si ese "tiene difícil salida" se refería a sacarlo de casa o en una posible y futura venta.

Llamé yo a una segunda entidad no lucrativa con los mismos fines que la anterior. Quedamos que pasarían este mediodía sobre las 13,15 h. Todavía estoy esperando que pasen.

A. ha llamado esta tarde a otras dos y la respuesta ha sido en el mismo sentido. Una de ellas ha preguntado si tenía carcoma. Al decirle que "sí, había tenido, pero no se ve", su respuesta ha sido un "No, no nos interesa".

Como no entiendo nada, me he llegado a preguntar si estamos haciendo algo mal o si es mucho pedir que quien quiera el mueble re-ga-la-do por lo menos se ocupe de su traslado. No, si aún habrá gente que querrá que se lo regalemos y que se lo llevemos a dónde él nos diga.

Os dejo una foto del mueble para que veáis que tampoco se trata de un trasto:



Bueno, ya os podéis imaginar el plan de esta noche: Entre todos lo destrozaremos para poder sacarlo de casa (si entró tiene que poder salir, pero como a nadie le interesa, no pienso partirme la espalda cuidando que salga entero) y que se lo lleven las brigadas de recogida de muebles y trastos del Ayuntamiento.

Cambiando de tema. Como la entrada de ayer dio para mucho, no por la calidad de la misma, sino por lo interesante del tema y aunque ya lo adelanté en una de las respuesta a alguno de vuestros comentarios, lo mejor será que os enlace un blog especializado en estos y otros temas de mi buen amigo Jesús (pensaba poner solo las iniciales, pero era tontería porque al clicar veríais su nombre completo), profesor y experto en nuevas tecnologías.

18 comentarios:

  1. Pater el mueble es precioso, ¿no tenéis alguien que tenga chimenea? seguro que arde bien. Mi madre hizo leña las sillas del comedor llenitas de polillas ¿no podéis hacer una barbacoa en algún jardín amigo?
    Y otra por curiosidad, ¿cómo lo metisteis durante la mudanza?
    Ahora dime que no tienes soluciones jejejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja. No, no tengo chimenea. Tampoco recuerdo cómo lo metimos en la mudanza. En el anterior piso, sí: subimos tres pisos por las escaleras (fue horroroso), pero en éste se encargó una empresa y por eso no lo recuerdo.

      Eliminar
  2. La verdad es que estos asuntos queman, a mí por lo menos. Tanta gente pasando necesidades (que eso es verdad, no lo dudo), pero luego todo el mundo quiere algo nuevo, o yo que sé. ¿Es que no hay gente que se case sin un duro? ¿A nadie le viene bien para la casa del campo? En casa, por lo general, siempre hemos tenido gente que lo ha querido todo. Pero también nos hemos encontrados con que precisamente las cosas que mejor estaban al darlas, no tuvieran muchos novios.
    Como ya te dije en el post anterior, muchas gracias por el enlace. Seguiremos comiéndonos el coco.
    Y con permiso: ¡Madre, da señales de vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, Sara, yoo me caso sin dinero!!!! quien quiere hacer una obra de caridad??? jejeje en serio, temiendome estoy el momento de hacer mi mudanza que con suerte me voy a un tercero sin ascensor y voy a contratar a una asociación para que me ayuden, creo sinceramente que cuando vean mi frigorífico me devuelven el dinero....

      Eliminar
    2. ¡Nosotros nos casamos sin un duro! (y seguimos igual) Recuerdo que cada cosa que nos regalaban era muy bien venida (como este mueble, por ejemplo)

      No sabes la pena que me ha dado destrozarlo esta tarde :-(

      Eliminar
    3. Yo tampoco tenía un duro cuando nos casamos. Por eso lo he dicho.

      Eliminar
  3. Cuando hemos cambiado el dormitorio de nuestra hija, llamamos a Remar para que se llevaran el antiguo. Te puedo asegurar, que como tu mueble, estaba perfecto, pero era infantil para ella. Vinieron y les interesó todo menos el armario que era demasiado grande. Como no sabíamos qué hacer, nos ofrecieron romperlo con un hacha y cobrarnos 30 eurillos de nada por ello.... Y así lo hicimos, porque al día siguiente nos llegaban los mueble nuevos. ?????. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo entiendo, pero bueno. Y nosotros convencidos que podíamos hacerle un favor a alguien ...

      Eliminar
  4. Yo puedo entender a la asociación de la que hablas. Si creen que no lo pueden vender ¿Para qué se lo van a llevar?

    No sé si has probado a regalar libros, pero te encuentras con cosas muy parecidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya se ve que soy muy inocente en estas cosas.

      Eliminar
  5. A ver, hay dos tipos de asociaciones "de esas". Remar, que no me gusta nada, porque te cobra "por nada", y lo que hacen es encima ganar dinero al venderlo; y luego hay otras que recogen cosas para darlas directamente al que las necesita. Aquí conozco una de esas, pero es local. Y en Cáritas, si lo ofreces y alguien lo necesita, os ponen en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me lo he cargado. Ocupaba mucho y necesitábamos mover el resto de muebles y preparar todo para el inminente pintado

      Eliminar
  6. Pues es una lástima porque yo te lo habría acogido de buena gana en mi casa... Alucino con los de la asociación esa!! si tiene muy buena pinta!!, non había ganas dela!!!!.

    El bajo de mi casa está sin acondicionar, en cuanto le pongamos el suelo tengo unos cuantos muebles regalados y cedidos por mi suegra que están esperando para ser colocados. Siempre vienen bien, por lo menos a mi, este tipo de regalos-cesiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero tendrías que haber venido a buscarlo.

      Yo también alucino.

      Eliminar
  7. El otro día me contaba una señora con pocos recursos que le fue a ofrecer un cochecito de bebé casi nuevo a su sobrina y le dijo que no, que quería uno nuevo. Cuánta tontería. un beso.

    ResponderEliminar
  8. Haces bien, Páterfamilias: si nadie lo quiere no habrá más remedio que destruirlo.

    Yo no sería capaz, ¡tengo tanto cariño a mis muebles!, antes preferiría mil veces no recibir ni comprar uno nuevo antes que perder uno de ellos, son como mis animales domésticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le tenía cariño, pero con esa mesa tan grande que nos regalaron, no había otra opción

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias