jueves, 8 de marzo de 2012

Escenas cotidianas

Esta mañana he consultado el estado de la cuenta bancaria. Ha llegado una súper-factura del gas y estamos en negativo.

A última hora de la mañana me vienen a ver unos clientes (son los que nos compraron nuestro anterior piso y desde entonces me han encargado algún tema). Me cuentan que el marido casi no tiene trabajo y con las horas que ella hace como cajera de un hipermercado no llegan a final de mes. Le han pedido a su hijo que vive con ellos y ya trabaja que les ayude. Les dará 400 € cada mes. Buen hijo.

A mediodía me dirijo a casa y encuentro a un ciudadano marroquí llenando su destartalado vehículo de periódicos que saca de un contenedor de papel y cartón, mientras su mujer observa la escena.

Por la tarde voy a la Notaría para la firma de un traslado de domicilio social. En la Notaría no hay nadie esperando, somos los únicos clientes. Mi cliente, contemplando el espectáculo, inicia una conversación sobre ... ¡efectivamente!, sobre la crisis.

Entramos en el despacho del Notario y éste procede a leer la escritura "(...) acuerdo adoptado en la Junta General de Socios celebrada el día 9 de marzo de 2012 en el domicilio social (...)". "Perdone", interrumpo al Notario, "El día 9 de marzo es mañana". El Notario, al darse cuenta del error, intenta suavizarlo con una broma "somos tan rápidos que ..." Sale del despacho para hablar con el oficial y solucionar el error y mi cliente empieza a machacarlo.

Salgo de la Notaría camino del despacho y soy testigo de un dejà vu. Dos marroquíes están vaciando de cartón y papel un contenedor de color azul y cargando su desvencijado coche.

Avanzo unos metros y un señor con barba de unos cuantos días, pocos dientes en la boca y con apariencia de una prematura vejez en su cara me dice "Jefe, deme algo para un bocadillo". No le doy nada, lo poco que llevaba encima me lo he gastado en una apuesta del sorteo del Euromillones del próximo viernes.

Perdonad por esta entrada-telegrama, pero este día ha sido abundante en un mismo tema.

JP se ha ido esta mañana de campamento. Mañana yo iré para allá. Ya os contaré.

Para hoy tengo preparado el tema principal de la película "Lawrence de Arabia", tema compuesto por Maurice Jarre. ¿Por qué? Pues ... porqueeee .... no lo sé.




25 comentarios:

  1. Querido Paterfamilias:

    Realmente hay días en que la crudeza de esta crisis se hace más que evidente y ello va mellando nuestro espíritu. Por suerte hoy he recibido un correo electrónico que me ha animado. Dice así:

    El hijo que muchas veces no limpia su cuarto y se la pasa viendo televisión, significa que...
    Está en casa!

    El desorden que tengo que limpiar después de una fiesta,
    Significa que...
    Estuvimos rodeados de familiares o amigos!

    Las ropas que están apretadas,
    Significa que...
    Tengo más que suficiente para comer!

    El trabajo que tengo en limpiar la casa,
    Significa que...
    Tengo una casa!

    Las quejas que escucho acerca del gobierno,
    Significa que...
    Tengo libertad de expresión!

    No encuentro estacionamiento,
    Significa que...
    Tengo coche!

    Los ruidos de la ciudad,
    Significa que...
    Puedo oír!

    El cansancio al final del día,
    Significa que...
    Puedo trabajar!

    El despertador que me despierta todas las mañanas,
    Significa que...
    Estoy vivo!

    Finalmente por los mensajes que recibo,
    Significa que...
    Tengo amigos pensando en mí!




    CUANDO PIENSES QUE EN LA VIDA TE VA MAL...
    LEE OTRA VEZ ESTE MENSAJE




    Filius prodigus revertitur

    ResponderEliminar
  2. Ufff, asco de crisis, Pater.

    Estamos rodeados de gente con verdaderos problemas económicos, esta crisis nos está "killing us softly"...

    Pero no nos vamos a sentir derrotados por ello... verdad? Anda, un poco de alegría...

    Que viva el Betis!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, hay que animarse ... ¡pero no así! ;-)

      Eliminar
  3. Por cierto, Sara M... abriste ya el blog?

    ResponderEliminar
  4. Pienso igual que Madre... no nos podemos sentir derrotados. Debemos de seguir y pensar que salimos y punto. La cosa está mal, pero puede estar peor, así que no hay nada que temer...
    En mi pueblo dicen...

    "Quen dixo medo habendo hospitales!!"...

    Hay que agarrarse a un clavo ardiendo y tirar para adelante. Luchar, currar y disfrutar. Que estamos de prestado!! Nada de miedo, que eso nos acobarda y así no se puede vivir.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja, Madre, pero qué mala eres, no sé cuando me voy a poder dejar de reír con el bético este...
    La respuesta es la misma: no, todavía no he abierto blog, y no, no tengo habilitado el perfil. Pero no sé para qué lo queréis, ¡si me conocéis mucho mejor por lo que digo aquí!
    Y respecto a la crisis, lo siento pero yo ya "paso". Me está tocando de cerca, pero gracias a Dios por ahora sólo estoy apretada, no ahogada ;) Digo que paso porque, oigo las noticias, pero a ratitos, por enterarme de si hay que oír alguna novedad importante. En cuanto empiezan con los nuevos datos, las previsiones, las primas etc., cambio de canal. Si ya lo estamos viviendo, ¿para qué queremos encima oírlo, y "resufrirlo"? Yo estoy aprovechando para hacer las cosas que puedo, y os aseguro que me siento incluso más feliz, me doy más cuenta de lo que tengo. Y me estoy dando cuenta de la cantidad de caprichos que me he dado mucho tiempo, y que realmente no necesitamos. ¡A vivir, que son dos días!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debería quejarme, aunque llevo tiempo diciendo eso de "Dios aprieta, pero ...¡no suelta!"

      Eliminar
  6. Pater... vaya comentarios tan sensatos que han dejado los contertulios. Casualidad que hoy nos ha llegado la lectura REAL de la electricidad (no tenemos gas). Sin comentarios. No sé cuándo empezará a remontar el asunto...hay tanta gente que pasa hambre, no se puede vestir, malvive en cuartuchos apiñados como chinches... Este panorama tiene que servir a los que lo pasan mal pero no rozan la miseria para sacar conclusiones. Desde luego, el "tener" está claro que no figura a la cabeza del valor de la persona.

    A pesar de todo, de cuando en cuando entran ganas de soplar bffffffffffffffffffff...

    Un saludo para ti y tu tropa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estamos ahora, soplando. Bffffffffffffffff

      Eliminar
  7. La cosa está muy malita.
    Yo prefiero no pensarlo demasiado, sobre todo teniendo en cuenta mi situación laboral, tan precaria.
    Eso: ni pensarlo.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta el texto de anónimo. Realmente nos quejamos demasiado habiendo gente que vive en situación precaria. un beso.

    ResponderEliminar
  9. Todo es muy triste, Páterfamilias, y peor que se va a poner.

    Patético lo del notario. Espero que le dieras un € para que se tomara un café.

    Bien hecho lo del Bonoloto: está claro que el trabajo no nos va a sacar de pobres.

    Suerte con el campamento: sabes que cuentas con mi admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, gracias Fernando.

      Lo del euromillones ni lo he mirado aún.

      Ya he vuelto del campamento y, gracias a Dios, ha ido muy bien

      Eliminar
  10. Bueno... hoy que no está Pater... podemos montar una fiesta en su ausencia... jejejeje

    ResponderEliminar
  11. ¡Me apunto! Pero, ¿una fiesta, o un campamento madres/hijas, qué preferís?

    ResponderEliminar
  12. Venga, una fiesta de campamentos!!!
    jajajajjajja

    ResponderEliminar
  13. Vamos a por la guitarra.
    ¿Qué se toca en estos casos?
    ¿Quién sabe tocar la guitarra?

    ResponderEliminar
  14. No sé, no sé, pero seguro que Agripina o Ma. pueden darnos alguna idea. Y si no, pues nos llevamos un cd con las BSO de Páter, jajaja. ¿Os apuntáis, chicas?

    ResponderEliminar
  15. Y vamps a aprender a hacer galletitas???

    ResponderEliminar
  16. Seguro, que es más provechoso que aprender a tocar la guitarra.

    ResponderEliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias