viernes, 20 de abril de 2012

Primer entrenamiento

La situación en la que me encuentro tiene también su punto humorístico, un pelín siniestro si queréis, pero humor al fin y al cabo. No sé, quizá también sea consecuencia de este momento "alti" en el que me encuentro (una especie de optimismo con poca base ... vamos como el del anterior Presidente del Gobierno) que debe ser lo más parecido a un efecto secundario del "Dalsy" (los que tenéis o habéis tenido niños sabéis perfectamente de qué os hablo y si aún así no lo sabéis, aquí tenéis una aproximación).

Como os decía, desde el lunes ya se han producido dos situaciones que hace un tiempo habrían resultado impensables. La primera de ella se dio el martes, cuando el titular de la Asesoría en la que (hasta hoy) prestaba mis servicios, concomido por los remordimientos, me dice que hay una empresa de seguridad (vigilantes jurados y esas cosas) que busca un abogado para que le lleve los asuntos penales y que, teniendo en cuenta su actividad, no debe ser escasa. Le pido los datos de la empresa y dice que no los sabe. Le pregunto que entonces cómo sabe que buscan un abogado y me comenta que se lo ha dicho un contacto que tiene, el cual se ha enterado de forma "extraoficial" (¡qué chuli suena esto de "extraoficial"!, debí pensar, aunque no lo hice). Por no saber, no sabía ni el nombre de la empresa. Eso sí, sabía dónde estaba, aconsejándome ir allí. Y hacia allí me fui por la tarde.

Después de una vuelta por el lugar indicado no encontré ninguna empresa con aspecto de dedicarse a la seguridad. Sin embargo, mi lado detectivesco me decía que si se trataba de una empresa de seguridad, quizá por ... ¡seguridad!, no debía verse mucho. Pregunté en una de las empresas cercanas y me indicaron cuál de ellas era. Entré en la oficina (un espacio diáfano en el que existía poca o nula confidencialidad, es decir, que todo el mundo se enteraba de lo que hablabas) y todos los que allí trabajaban (supongo) levantaron la cabeza y me observaban como preguntándose qué querría. Por fin apareció una chica y me preguntó qué deseaba.

- Hola, buenas tardes, me han comentado que están buscando un abogado y venía a ofrecer mis servicios ...

- ¿Cómo? (su cara era un poema)

- Sí, me han dicho que buscan un abogado para que les lleve los asuntos penales y ...

- Nooo .... nosotros no .... hummm, un momento por favor, que llamo al jefe. ¿De parte de quién viene?

- De parte de nadie, vengo de mi parte, soy Paterfamilias, abogado.

- Ahhh, vale ...

Al momento apareció un tipo recién salido de "Saturday Night Fever" al que solo le faltaba llevar debajo del brazo una de esas bolas de cristal que giran en el techo de una discoteca y con cara risueña -y de sorpresa- se interesó por mí.

- Buenas tardes, le decía a su secretaria que me habían comentado que estaban buscando un abogado ...

- ¿Nosotros?

- Sí ... quizá ... no sé, quizá me han informado mal porqueeeeee .... ¿hay alguna otra empresa de seguridad por esta zona?

- No, solo estamos nosotros

- Bueno, pues nada, ha debido ser un malentendido ....

- Ya, ¿es Vd. de aquí?

-

- ¿Y tiene una tarjeta a mano?

- Hummm ... sí ... aquí tiene (y le entregué una tarjeta de la asesoría que el día anterior me había comunicado que no seguía porque no tenía otra)

- Nuestro abogado es Fulanito de tal, ¿lo conoce?

- , le dije un poco azorado. Gracias por todo

- A Vd.

Quizá sea una premonición y a partir de ahora me toque pasar por situaciones de éstas, así que me sirvió como entrenamiento.

Ayer mismo se produjo otra situación curiosa con Q., pero eso ya lo dejo para mañana, no sin antes dejaros un chistecillo gráfico que, aunque nada tenga que ver con la entrada de hoy, me hizo gracia. Me lo pasó mi buen amigo Filius Prodigus.



11 comentarios:

  1. Ostras Pater que palo.... espero que no se te den más situaciones de ese tipo aunque ahora que vas a dejar de trabajar en ese despacho podrás darle dos tortas al tío a modo de desahogo no???

    Animo hombre... ya queda menos. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Qué extraño. No sé a qué viene darte una información falsa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que fuera falsa, sino que su "topo" es malo.

      Eliminar
  3. Supongo que ahora no dudarás en llevarte el ordenador con impresora, fax y hasta la mesa incluídos... qué tipo tu ex...

    En fin, al menos el salido del Saturday Night Fever (mira que me has hecho reir), se ha interesado porque saber más de ti (eso será por algo).

    Me alegra que lo hayas tomado con buen humor. Y a tu exjefe seguro que también, porque de ser otro igual ya las habría escuchado... jajajajajaja.
    Lo que no entiendo es que prescinda de tus servicios y se quede con el tontolaba que os tima a la lotería...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si el tipo realmente quiere algo. La tarjeta ya la tiene.

      Muy fácil, Leles, mi salida era gratis. Al timador debe indemnizarle con una pasta porque es el que más cobra (sí, así es) y porque lleva toda la vida allí. Después hay un tema igual de importante que es que no se atreve (es largo y difícil de explicar)

      Eliminar
  4. Es importante moverse, Páterfamilias, ya sé que es un trago pero a veces si falla el 1º contacto éste remite al 2º y éste al 3º, hasta encontrar la puerta buena.

    Es fácil decirlo, no tanto hacerlo.

    Es un poco como los blogs, ¿verdad?

    Llévate el ordenador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo que tú me llevaba el ordenador y los lapiceros y todo lo que haya a mano...
      no me parece mal lo que ha pasado, es una manera de "moverse". Cuando me quedé sin trabajo (de hijos tengo solo uno, pero el único sueldo del hogar es el mio) no sabía mucho qué hacer, me dijeron que si quería vender seguros, dije que sí, duré 15 días porque me llamaron de un trabajo "bueno" y listo, todo era cosa de "moverse"...
      el optimismo tiene fundamento siempre: confía en Dios...

      Eliminar
    2. Así es, lo importante es moverse y algo saldrá.

      Gracias Marga, seguiré tu consejo.

      Eliminar
  5. Hola he llegado aqui por la Meren y te he leido un poco la anterior entrada y esta. Sólo quería decirte que a nosotros nos pasó lo mismo cuando los niños (tengo tres) tenían pocos meses (concretamente tres, tambien, jeje) y fué muy duro económicamente salir adelante, pero de todo se sale y como ha dicho marga todo es moverse y coger lo que sea, y cuando ya estas en algo la energía cambia y buscas de otra forma y cuando dices que estás en algo aunque no sea bueno, te miran de otro modo que cuando dices que estás en el paro. Mi marido es cocinero y encontró un trabajo en una planta de reciclaje echando curriculums con su bici por un polígono sin miramientos, empezaba el lunes con su buzo a separar basuras, y justo el domingo le llamaron para cocinero para media jornada, y a los tres días le llamaron de uno mejor a joranda completa y es donde está ahora despues de un año y le acaban de hacer indefinido. Así que nunca sabes lo que te espera, siempre sale algo aunque sea malo y luego va mejorando pero por lo menos no te estancas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola trestrillistigres (uf, creo que es más fácil escribirlo que leerlo), bienvenida.

      Tienes toda la razón. Muchas gracias y me alegro por vosotros.

      Eliminar

Recuerda que es un blog para todos los públicos. Si vas a dejar tu comentario, procura que no sea ofensivo ni de mal gusto, así como que sea respetuoso con las opiniones de los demás. Muchas gracias